La leyenda de la mujer dormida

Posted on Actualizado enn

image

Según cuenta la leyenda,  cuando los Aztecas vivían en el Valle de México,  tenían atormentados a los demás poblados pues  eran crueles con estos.

En un poblado,  vivía Iztaccihuatl una joven y bella princesa hija del cacique del poblado.  El significado de su nombre era mujer blanca.  Pues Iztaccihuatl conoció a Popocadepeti,  capitán del ejercito de su padre.

Ambos estaban enamorados y tenían previsto huir,  cuando al cacique,  el padre Iztaccihualt declaro la guerra a los Aztecas cansado ya de aguantar la opresión de su pueblo.

image

Antes de irse al campo de batalla,  Popocadepelt pidió la mano de la Bella muchacha y el cacique acordó entregársela a cambio de que volviera con la cabeza del jeriarca de los aztecas pinchada una lanza.

Antes de irse se despidieron e Iztaccihuatl le prometio esperarlo el tiempo que hiciera falta.  Ambos se besaron y él partió rumbo a Oxaca que era donde se estaba librando la batalla.

Al cabo de un tiempo,  apareció un emisario enemigo poniendo en conocimiento del cacique la muerte del capitán. La princesa no se lo podía creer,  su amado,  su capitán,  nunca mas volvería a verlo,  ni a besarlo,  ni a tocarlo…

Iztaccihuatl poco a poco se sentía más triste hasta que acabo muriendo de pena. Pero el capitán no había muerto,  cuando estaban velando al cadaver y cuando la vio muerta se arrodillo a sus pies sin poder llegar a creer lo que sus ojos estaban viendo.

Su amada reposaba alli sin vida, así que la cogió en sus brazos y empezó a caminar con ella en brazos en dirección a la montaña.

Cuando llego a la cima la deposito con sumo cuidado en el suelo y se postro ante ella y empezó a llorar de dolor.

Mando a llamar a 2000 hombres para que construyeran la tumba de madera más alta.  Trabajaron dia y noche para llevar a cabo tan majestuosa obra y cuando  terminaron volvió a quedarse solo Popocadepelt con su difunta amada.

image

Tres días con sus tres noches estuvo despierto contemplandola, hasta que se quedo dormido.  Los dioses que lo habían visto todo y apiadandose de el,  le concedió un sueño eterno.

A Iztaccihualt la convirtió en montaña de la mujer durmiente y a el en volcán justo al lado.  Dicen que durante todo el invierno están cubiertos de nieve y que cuando el volcán entra en erupción es porque Popocadepeti despierta y se siente impotente por no poder ayudar a su amada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s