LA NOCHE DEL DIA DE LOS MUERTOS DE MEXICO (leyenda)

Posted on

DIAMUERTOS1

 

En la comunidad de Cerro viejo,  tenían la costumbre de cada noche del 2 de noviembre hacer una ofrenda a los espíritus de los difuntos, ya que creían que esa madrugada éstos los visitaban y se pegaban un gran banquete con aquellos animales que habían sido sacrificados en señal de respeto.

Allí vivía un matrimonio, el cual cuando llegaba la fecha, nunca lograban ponerse de acuerdo. La mujer, todos los años quería sacrificar un marrano para ofrecérselo a los difuntos. Ella decía que si y el marido decía que no, llegando incluso a enfadarse por aquel tema. Pues el marido decía que era una tontería sacrificar al animal porque los difuntos no se acercarían a comer. E intentaba por todos los medios que el animal escapara con vida.

DIAMUERTOS2

La noche de la víspera del día de los muertos, como cada noche, el marido se fue a trabajar, bastante enfadado por la discusión que acababa de tener con su esposa.

Bien entrada la noche, empezó a oír susurros sin saber de donde provenían. Agudizo su oído para poder escuchar mejor la conversación y cual fue su sorpresa, que logro identificar las voces de los espíritus, los cuales estaban regocijandose del gran banquete que iban a darse al día siguiente con las ofrendas que le haría.

Este acudió a su casa con mucha rapidez y le comunicó a su mujer que nunca mas iban a discutir referente a este tema. Que durante su jornada de trabajo, la noche anterior había escuchado a los espíritus hablando sobre las ofrendas y que cada año iban a sacrificar un marrano para estos.

DIAMUERTOS3

La mujer se lleno de alegría, pues estaba cansada de tener que discutir con el cuando llegaba la fecha todos los años. Así que ese día fueron a comprar un marrano para sacrificarlo mas tarde.

Cuenta la leyenda que a la hora del sacrificio, el hombre cogió al animal y se dispuso a llevarlo al altar que usaban para sacrificar a los animales. El marrano se revolvió contra el y cayo encima suya , matándolo asfixiado, ante los ojos espectantes de sus vecinos.

Dicen que desde aquel día, cuando llega el día de los difuntos, vuelve a la comunidad para visitar a su esposa y como no, para alimentarse de las ofrendas de sus vecinos, las cuales antes pensaba que eran absurdas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s