El mito de las gárgola

Posted on Actualizado enn

image

Hay varias interpretaciones, mitos y leyendas que nos hablan sobre las
gárgolas, del porqué de su existencia, de su aspecto, y de su función.

Existe una leyenda sobre el principio o la creación de las gárgolas. La Leyenda
trata de un dragón llamado La
Gargouille, un monstruo con cuello
largo y rectilíneo, hocico delgado,
potentes mandíbulas, alas fibrosas,
que vivía en una cueva próxima al río Sena.

Destruía todo lo que se le
interponía, tragaba barcos y escupía agua. Para intentar paliar su mal comportamiento, los habitantes que vivían cercanos a él en Rouen, le realizaban ofrendas humanas. 

image

En el año 600 un sacerdote cristiano, Romanus, llegó hasta Rouen con el fin de llegar a un pacto con el dragón, con
la condición de que los habitantes se bautizaran y construyeran una iglesia para el culto católico.

Romanus, el sacerdote, consiguió dominar al dragón con la sola señal de la cruz, así pues lo transformó en una bestia dócil, que consintió ser trasladada a la ciudad, atado con una simple cuerda.

La Gargouille fue quemado en la
hoguera, a excepción de su boca y
cuello que, acostumbrados al
abrasador aliento de la fiera, se
resistían a arder, en vista de lo cual, se decidió montarlos sobre el
ayuntamiento, como recordatorio de los malos momentos que había hecho pasar a los habitantes del lugar.

image</a

Esta leyenda nos explica el origen de la palabra gárgola como sinónimo de escupir agua con facilidad, motivo por el que principalmente se realizaban
estas esculturas en las cornisas de las iglesias y las catedrales.

Pero el mito de la gárgola nace en la
antigua Grecia, donde criaturas con
cuerpo de león, y alas y cabeza de
águila (grifos) proporcionaban ayuda y amparo a los hombres.

Este mito se pierde durante un tiempo pero en el gótico vuelve a resurgir modificado El mito nos explica que las gárgolas
fueron creadas para socorrer al
hombre, en las horas en las que este era más indefenso, en la noche, cuando no brillaba el sol.

Por lo que, cuando aparecía el sol, las gárgolas quedaban quietas, inertes, hasta que anocheciera, entonces cobraban vida y
volaban vigilando y dando ayuda a los hombres necesitados. Pero las
gárgolas también necesitaban del
hombre para protegerse, ya que al salir el sol quedaban totalmente
indefensas, y podían ser derribadas.

image

Por lo tanto las gárgolas y los hombres hicieron un pacto, que finalmente fue rota por un hombre, que destruyó a una de las gárgolas por miedo o inconsciencia.

Otra interpretación de las gárgolas es que son las almas que no se les ha permitido entrar en las catedrales por sus pecados, por lo que se les impide la entrada y están siempre en las puertas de las iglesias y catedrales sin
poder entrar en ellas.

En este caso se podría justificar el aspecto terrorífico de las gárgolas, lo que les dejaba entrever lo que les podía pasar a los pecadores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s