Mes: febrero 2015

La desconocida leyenda del acueducto de Segovia.

Posted on Actualizado enn

image

El Acueducto de Segovia esconde una leyenda en sus columnas
Una de las construcciones más importantes no sólo de Castilla y León, sino de toda España es el Acueducto de Segovia, una obra que según los historiadores se remonta a la época romana, pero que encierra tras de sí una leyenda que es conocida por todos los segovianos y que serviría para «explicar» el hueco reservado para poner la Virgen de la Fuencisla. La leyenda dice así:

Hubo un tiempo en el que la zona alta de la ciudad de Segovia no tenía fácil acceso al agua. Para poder conseguirla, los habitantes tenían que realizar un gran recorrido para poder traer el agua de las fuentes en la zona exterior de la ciudad.

Una joven criada, tenía que llevar cada día agua a la casa en la que servía en lo alto de la ciudad, para lo que tenía que bajar a cuestas con el cántaro a la zona baja donde se situaba la fuente, para luego hacer el camino de subida con el cántaro lleno.

Un día la joven criada, sumida en la desesperación a mitad de camino, exclamó en alto: «Daría lo que fuera porque el agua llegara sola a las puertas de la ciudad para no tener que volver nunca a recorrer este camino». Entonces una voz melodiosa tras ella le respondió: «¿Estás segura de que darías cualquier cosa a cambio de que el agua llegara a las puertas de tu ciudad?». La joven se dio la vuelta asustada y se encontró con un hombre apuesto, al que respondió que sí sin dudarlo ni un momento, ya que pocas eran las pertenencias que tenía que pudieran interesarle al hombre.

image

Entonces el hombre le pidió algo que la mujer sí que poseía: su alma a cambio de hacer que el agua llegara directamente hasta las puertas de la ciudad. En el momento de bajeza, la joven pensó que el alma era algo que de poco le valía, por lo que aceptó sin dudarlo. Entonces, se percató de una rara sonrisa en la cara del extraño, por lo que antes de estrechar la mano con este y sellar el trato, la joven añadió que sólo le daría su alma si era capaz de hacerlo antes de que el primer rayo del sol brillara a la mañana siguiente. Tras cerrar el trato con un apretón de manos, el hombre se desvaneció ante sus ojos, y la joven continuó su camino a por agua pensando que todo había sido una simple fantasía causada por el gran cansancio.

La noche cayó, y la joven comenzó a dar vueltas en la cama sin poder dormir. No paraba de pensar en el extraño encuentro que había tenido al bajar a la fuente por la mañana, así que se levanto y fue a dar un paseo para airear la mente. Pero su sorpresa fue mayúscula cuando se asomó al mirador junto a la puerta de San Juan y observó como el extraño que había conocido esa mañana estaba envuelto en llamas y dando órdenes a cientos de diablos, dirigiéndolos en la construcción de una estructura que la joven no tardó en identificar con un conducto para llevar el agua a lo alto de la ciudad.

La obra continuó toda la noche, durante la cuál la joven no paró de rezar a Dios arrepentida por su trato con el diablo y pidiéndole que no dejara que el diablo se llevara su alma, sin obtener respuesta alguna. Cuando toda la construcción estaba prácticamente finalizada, el hombre en llamas y todos sus ayudantes comenzaron a celebrar la victoria mientras llevaban la última piedra al hueco, y justo en el momento que el hombre en llamas iba a ponerla, el primer rayo de sol golpeó su cara.

image

El diablo, indignado con su derrota, abandonó la ciudad junto a todos sus ayudantes dejando la casi terminada construcción a sus espaldas. La joven, sorprendida por su victoria, corrió a la iglesia para confesar ante el sacerdote..En el hueco que quedó es donde está ahora puesta la estatua de la Virgen de la Fuencisla.

Fuente: abc

Anuncios

Un paso mas hacia el transhumanismo.

Posted on Actualizado enn

image

Olvídate de las HoloLens, olvídate de las gafas inteligentes y de la realidad aumentada . Unos científicos han propuesto un módem cortical que se conecta a tu ADN y al córtex de tu visión para curar la pérdida de la misma y mostrarte una pantalla enfrente de tus ojos.

El concepto del módem cortical es la creación de la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa de EE. UU. (DARPA, por sus siglas en inglés). Originalmente fundada en 1958 en respuesta al lanzamiento del Sputnik, DARPA es la agencia de investigación y desarrollo de Estados Unidos. Es más conocida fuera de los círculos militares por el desarrollo de ARPANET, una red de conmutación de paquetes que fue precursora de Internet.

La idea fue presentada por Phillip Alvelda de DARPA en una plática en Silicon Valley en la que innovadores, inversionistas y otros cerebros fueron testigos de la introducción de la Oficina de Tecnologías Biológicas (BTO, por sus siglas en inglés), una iniciativa que surgió de una lluvia de ideas que fue anunciada el año pasado.

Durante el evento, la publicación transhumanista H+reports describió a DARPA como “un amigable, pero un poco loco, tío rico”.

Ese millonario prevé que el dispositivo ofrecerá una pantalla o una proyección de realidad aumentada dentro de tu campo natural de visión sin necesidad de un casco, unas gafas inteligentes o cualquier cosa que se le parezca. Igualito que Terminator, o Robocop, pero quizá sin tantos balazos.

image

El plan a corto plazo es un dispositivo del tamaño de dos monedas que te permitan tener una pantalla del mismo nivel de una LED en un reloj despertador. Podría costar solamente US$10.

El módem cortical surge de la optogenética, la cual involucra el estudio y hasta el control de células específicas dentro del tejido vivo por medio del brillo de la luz. Las proteínas que responden a la luz pueden ser añadidas a los seres vivos, permitiendo que los científicos puedan encender y apagar las neuronas con una precisión jamás antes vista. Posteriormente pueden estudiar la actividad neurológica — presentando simultáneamente un mapa en tiempo real de los pensamientos de un ratón — y con la posibilidad de incluso poder controlar dicha actividad, lo que quizá podría, eventualmente, corregir desórdenes neurológicos.

El módem cortical podría hacer precisamente eso, restaurarle la vista a alguien que perdió la visión. La optogenética todavía es un campo de estudio relativamente joven y todavía tiene que pasar pruebas en seres humanos — tendrían que experimentar con el ADN de las neuronas del sujeto, algo que, siendo honestos, no es precisamente la clase de proyecto que contaría con millones de voluntarios.

image

El evento de DARPA también trató temas que parecen de película de ciencia ficción como insectos cyborgs, exoesqueletos y robots del tamaño de elefantes.

Como protegernos con el cuarzo blanco.

Posted on Actualizado enn

image

El cuarzo se ha venido utilizando como amuleto en todas las culturas avanzadas desde el principio de los tiempos por su capacidad para almacenar energía y transmitirla. Por eso mismo resulta de gran ayuda cuando hay un problema de vitalidad, falta de energía o dificultad para concentrarse. Como talismán, sus propiedades son ideales para evitar enfermedades causadas por un periodo continuado de sobreesfuerzo o fatiga, tanto física, como psicológica o emocional.

El cuarzo blanco en particular es capaz de canalizar, acumular y transmitir la energía, armonizando nuestro estado físico, mental, emocional y espiritual. El cuarzo blanco es de gran ayuda a la hora de desbloquear los chakras, ya que su luz actúa sobre todos ellos. Con un solo cuarzo blanco pueden tratarse todos los chakras.
image

El efecto de un cuarzo blanco sobre las enfermedades del cuerpo es sorprendente: alivia el dolor, aumenta el poder terapeútico del resto de tratamientos, ayuda a cicatrizar y a la regeneración celular. A nivel mental elimina el ruido de nuestra cabeza, transmitiendo claridad y armonía. A nivel espiritual estimula la percepción y los procesos intuitivos.
Cómo realizar un amuleto con un cuarzo

Hay una manera muy sencilla de realizar nuestro propio amuleto:

Primero debemos conseguir un cuarzo blanco, se trata de un mineral muy común.
Una vez que lo tengamos debemos llevarlo con nosotros durante una semana, sin despegarnos de él.
Por la noche debemos tenerlo bajo nuestra almohada para que se cargue de nuestra energía, no importa que nos encontremos en un momento un poco bajo, lo fundamental es que en el cuarzo quede impregnada la huella de nuestra energía.

Pasada la semana, esa noche dejaremos el cuarzo en un lugar en el que le dé la luz de la luna directamente (no a través de un cristal) durante toda la noche. La luna debe estar llena por lo que habrá que calcular previamente cuándo adquirir el cuarzo para empezar el ritual.
image

Después de esa noche, volveremos a tomar el cuarzo con nosotros y ya no lo dejaremos solo.

Resultado:
En muy pocos días empezaremos a notar cómo las ideas se nos aclaran, estamos más descansados, la vida se ve de otra manera, desaparece la angustia… En una palabra, estamos en mayor armonía con la vida.
image

IMPORTANTE: El cuarzo no debe separarse de nuestro cuerpo más que lo imprescindible. Lo ideal es engarzarlo y llevarlo como colgante, pero si se lleva en un bolsillo también notaremos su efecto.
image

Leyenda urbana: La fanática de Hello Kitty.

Posted on

image

Hace no mucho tiempo vivía una chica que era una absoluta fan de Hello Kitty. Tenía la más increíble colección de merchandising de la simpática gatita y su habitación parecía más un museo que el cuarto de una niña de su edad. Era un chica tímida y muy reservada, y su extraña afición la puso en el punto de mira de un grupo de chicas indeseables que había en su escuela.

Este era un grupo de delincuentes juveniles que se divertían golpeando, robando y humillando al resto de muchachas, pero en su caso el acoso era continuo y diario. Sabían que ella nunca diría nada ni a sus padres ni a los profesores, y eran lo suficientemente listas como para golpearla en lugares en los que no quedara marca o se taparan con la ropa. Tan continuo fue el acoso, que acabó acostumbrándose y cuando la empezaban a molestar se alejaba del dolor pensando en su adorada Hello Kitty. En sus fantasías recorría un idílico mundo donde nada ni nadie podía hacerla daño, y de esta forma aprendió a ignorar el dolor y la humillación.
Las abusadoras vieron cómo los llantos y quejidos se convirtieron en una cara inexpresiva. Y lo que más las inquietaba, era que sus ojos parecían como muertos, vacíos e indiferentes a las palizas que recibía.

La líder del grupo comenzó a darse cuenta de que su comportamiento le hacía perder el respeto de las demás, que veían como era incapaz de doblegarla. La chica no se resistía, no luchaba, no lloraba, era como si simplemente la ignorara. Pero lo que era aún peor…
¡Le daba miedo!.

No sabía el porqué, pero esos ojos inexpresivos con los que la miraba cuando la estaba golpeando, simplemente le helaban la sangre. Un día decidió acabar con el problema y organizó a su banda para seguir a la chica hasta su casa. Aprovechando que sus padres llegaban tarde del trabajo, pretendían infligirle tanto dolor que temblara cada vez que se acercaran a ella. Sabía que eso no lo podía hacer en la escuela o en la calle porque siempre podría haber alguien que las delatara.

image

La chica al llegar a su casa lo primero que hizo fue ponerse uno de sus pijamas favoritos de Hello Kitty, como cualquier día normal. No habían transcurrido ni dos minutos cuando el timbre de la puerta sonó. Sin pensarlo abrió la puerta y, antes de que pudiera reaccionar, dos chicas de la banda ya la tenían inmovilizada por los brazos. Un momento después la líder entró con una risa burlona.

-¿No te han enseñado a preguntar antes de abrir la puerta? – Sin mediar una palabra más la golpeó con todas sus fuerzas en el estómago, dejándola sin aire y doblada de rodillas en el recibidor de su casa.

Las delincuentes entraron en su casa y cerraron la puerta asegurándose que nadie las hubiera visto. Arrastrándola la subieron hasta su habitación y comenzaron a burlarse de su colección mientras destrozaban una por una sus figuras, sábanas o cualquier otro objeto con el logo de Hello Kitty.

Pero la chica ya se había evadido mentalmente. Sus ojos una vez más se habían vuelto inexpresivos y parecían ajenos a todo dolor o vejación. Probaron apagándole cigarrillos en la pierna, con cortes en su piel, saltando sobre ella… pero todo parecía inútil. Esos ojos fijos, como perdidos, empezaron a atemorizar a todo el grupo y algunas de ellas comenzaron a decir que era mejor irse, que alguien podía llegar o cualquier otra excusa para ocultar la realidad, ¡Se morían de miedo!.

image

La líder no podía dejar las cosas así y decidió acabar de una vez por todas con el problema.
-¿Sabes qué fue lo que dijo Hello Kitty? – le dijo mientras metía una mano en el bolsillo.
Pero la chica no contestó y continuó inmersa en su mundo de fantasía.
– No puede decir nada – dijo la jefa del grupo – ¡¡¡Porque no tiene boca!!! – y de repente sacó una navaja abierta del bolsillo, con la que le comenzó a arrancar los labios de la chica. Dejando su pijama, sus sábanas y toda su habitación de Hello Kitty manchadas de sangre.

Pero contra todo pronóstico la chica ni se inmutó y continuó mirándola con esos ojos sin vida. La líder de la banda asustada comenzó a apuñalarla en el pecho, le clavó incontables veces la navaja hasta que murió escupiendo sangre y con los pulmones totalmente perforados.

Las demás integrantes de la banda salieron corriendo, pensaban ir a asustarla, en ningún caso habían ido para asesinarla. Pero igualmente eran cómplices y sabían que todas ellas podían ser juzgadas. Para ocultar las pruebas que hubieran podido dejar, la líder prendió fuego a la habitación y en pocos minutos, era toda la casa la que estaba en llamas.

Pero por más que corrieran o se ocultaran nunca podrían escapar de lo que habían hecho, y sin saberlo habían despertado una sed de venganza que la chica no pudo cobrarse en vida, pero sí lo haría en la muerte y desde el más allá como un fantasma.

Todas ellas empezaron a tener horribles pesadillas en las que podían ver los ojos inexpresivos de la chica asesinada mirándolas fijamente. Pero eso no fue más que el principio, cuanto más fuerte era el fantasma, más poder podía ejercer sobre ellas, y un día comenzó el verdadero sufrimiento.
Sin saber cómo, las asesinas comenzaron a sentir que cada vez les costaba más abrir la boca, hasta que un día despertaron con la boca como si estuviera sellada: no podían hablar, no podían comer ni beber, y por más que intentaban forzar las mandíbulas, no eran capaces de despegarlas.

La líder fue la primera que sintió el efecto y la primera en darse cuenta al mirarse al espejo que su boca parecía difuminarse, como si se estuviera borrando, hasta finalmente desaparecer. Parecían un dibujo de Hello Kitty, en el que no existe boca en el rostro de la gatita. Por supuesto que nadie más aparte de ellas podía ver que su cara no tenía boca. Era como si el fantasma jugara con su mente torturándolas.

image

En un par de días las abusadoras se empezaron a sentir mal, no podían beber y comenzaban a sentir los síntomas de la deshidratación, tenían terribles dolores de cabeza y en sus delirios veían los ojos inexpresivos de la chica mirándolas fijamente en cualquier lugar. Podían sentir como las golpeaban pero no podían gritar, y lo que era aún más inquietante, una especie de fuerza malévola les impedía pedir ayuda. Poco a poco fueron sucumbiendo, rindiéndose al dolor y sus ojos fueron perdiendo brillo, perdiendo vida y volviéndose tan inexpresivos como los de la chica a la que humillaron, golpearon y finalmente asesinaron.

Cuando se iban rindiendo su mente abandonaba su cuerpo y entraban en un coma irreversible. Su mente se evadía y llegaban a un idílico lugar lleno de flores y pequeñas muñecas de hello kitty que jugaban y saltaban divirtiéndose. Era el mundo imaginario en el que la chica asesinada se evadía del dolor.
La líder de la banda fue la última en doblegarse y caer en un coma profundo. A los pocos segundos de llegar a aquel paradisíaco lugar, el cielo se oscureció y las decenas de Hello Kittys que jugaban distraídas se giraron hacía ella mirándola fijamente, con los mismo ojos sin vida que los de la chica.

Había comenzado su verdadero sufrimiento, pues en este mundo no había como escapar del dolor y la chica torturada se aseguraría de que no cesara el dolor hasta que alguien las desconectara de las máquinas que las mantenían con vida en el mundo real, en un coma profundo del que nunca despertarían.

La leyenda de los caballos purasangre árabes.

Posted on

image

Cuenta la leyenda que en cierta ocasión Muhammad quiso saber con qué animales podía contar para extender la Fe del Islam por el orbe. Para ello dejó sin agua en el desierto a una gran manada de yeguas árabes. Tres días más tarde el Profeta regresó y abrió las puertas del abrevadero mientras hacía sonar la cuerna y los tambores llamando al combate.

Las yeguas, medio muertas de sed, extenuadas por el calor, corrieron desbocadas hacia el agua para beber hasta saciarse. Todos los animales oyeron la llamada de su señor pero sólo hicieron caso de ella, desentendiéndose en aras de su deber de su terrible sed, las yeguas Abbayan, Habdan, Hamdani, Kuhaylan y Saqlawi. Muhammad pensó que sólo aquellas cinco fieles yeguas eran lo suficientemente buenas como para iniciar con ellas la cría del caballo purasangre árabe. Tras bendecirlas, les puso su dedo pulgar en la cerviz para marcarlas. Los pequeños remolinos de pelo que entonces se formaron se transmitieron por herencia y todavía hoy se conocen como “la marca del Pulgar del Profeta”

image

Muhammad amaba a los caballos por encima de todas las cosas, por lo que exortó a sus fieles a cuidarlos: “Por cada grano de cebada que das a tu caballo, Alá te perdona un pecado”. En el Libro Sagrado, el Profeta escribe que el espíritu maligno no se atreverá a entrar en ninguna tienda en la que haya un purasangre. Tal vez por esa razón los beduinos viven tan unidos a sus caballos que incluso les acogen de noche en sus jaimas… Por mandato de Muhammad, el Profeta.
Allah u-Akbar. Alá es Grande. No hay más dios que Alá…”

Leyenda urbana: ¿Conoces la maldición de Carmen Winstead?

Posted on Actualizado enn

image

Esta leyenda hace poco que circula por las redes, se habla que tiene su origen alrededor del año 2006. Los usuarios de las redes la utilizaban como cadena, mandándola a conocidos a través de correo electrónico y avisando de que si no lo difundían Carmen les haría una visita. Vamos a ver que hacéis cuando leáis la historia de Carmen…

Acababa la hora del almuerzo y la maestra le comunicó a sus alumnos que la junta directiva había planificado un simulacro de incendio en el cual todos debían participar.

No tardo en sonar la alarma y los alumnos salieron para reunirse en el patio. Era un día caluroso, con el cielo despejado y un sol que hacía arder la piel, llenando las frentes de los estudiantes con pequeñas gotas de sudor.

La maestra comenzó a leer la lista de nombres. Todos alzaban la mano y decían “presente” de forma mecánica, consumidos por el aburrimiento. Sin embargo, una chica de un grupo de cinco amigas se fijó en el hecho de que Carmen (una compañera de clase) estaba de pie junto a la alcantarilla, a la que le faltaba la tapa desde hacía semanas, y aún faltaba bastante para que la maestra leyera su nombre.

Sus ojos brillaron. Carmen estaba entre las últimas de la larga lista organizada en orden alfabético: ¿qué pasaría cuando la llamen si caía en la alcantarilla? “¡Carmen está en la alcantarilla!”, podrían corear y entonces todos reirían a carcajadas y la pobre Carmen sería el hazme reír. Quién sabe, incluso podrían terminar por bautizarla como “La Chica de la Alcantarilla”. La oportunidad de romper el aburrimiento y hacer historia era perfecta, así que les comunicó discretamente la idea a sus cuatro amigas y todas empezaron a agolparse en torno a Carmen, fingiendo torpeza para empujarla y hacerla caer sin que aquello pareciese premeditado…

La maniobra fue perfecta, Carmen apenas emitió sonidos de queja mientras la hacían caer y, cuando dijeron su nombre, las cinco chicas empezaron a gritar: “¡Ella está en la alcantarilla¡ ¡Ella está en la alcantarilla!”.

image

Un mar de carcajadas se desató, pero las risas empezaron a silenciarse cuando la maestra se acercó a ver y, antes de que emitiera palabra alguna, se giró y miró a todos con una mueca impregnada de angustia y terror. La situación no inspiraba risa alguna: Carmen había caído de cabeza en el hueco y al aterrizar su cabeza se había torcido hacia un lado en una posición totalmente imposible. Su cara casi sin piel después de haberse raspado contra las paredes de la alcantarilla en la caída y una mueca espantosa como si hubiera tratado de gritar y no hubiese tenido el tiempo suficiente.

La sangre se dispersaba en un charco que se mezclaba con el excremento húmedo y maloliente que impregnaba todo su cuerpo.
Las cinco chicas se acercaron a ver. Una lágrima asomó tímidamente en la mejilla de la autora de la broma mientras sus ojos atónitos contemplaban como una gorda cucaracha yacía sobre lo que alguna vez fue el rostro de Carmen, moviendo sus antenas como para ver si todo estaba bien. Pero nada estaba bien, y ella y cada una de sus amigas se sintieron como uno de esos repulsivos insectos cuando la Policía vino y determinó que Carmen tenía el cuello roto y estaba muerta. Según dijeron, al caer Carmen se golpeó con las escaleras metálicas, de tal forma que perdió la cara y después se rompió el cuello al estrellarse contra el cemento.

Minutos después se llevaron el cadáver de Carmen, acompañado por una procesión de moscas cuyos zumbidos eran casi el único ruido en medio del fúnebre silencio. Ese día hubo un interrogatorio después de clases. Todos debían ir.
En el interrogatorio las cinco chicas dijeron que fue un accidente y que ellas fueron testigos. La Policía les creyó y el caso de Carmen Winstead se cerró, pero algo aún más siniestro había comenzado…

Meses después, compañeros de clase de la fallecida Carmen empezaron a recibir correos electrónicos que se titulaban “La empujaron” y afirmaban que a Carmen la habían empujado, que su muerte no era un accidente. También, los correos decían que los culpables debían asumir la responsabilidad del crimen, pues de lo contrario habría terribles consecuencias. La mayoría pensó que los correos eran una farsa elaborada por alguien que quería divertirse causando temor, pero otros no estaban tan seguros.

image

Transcurridos unos pocos días tras la cadena de correos, la chica que ideó el plan para ridiculizar a Carmen estaba bañándose cuando de pronto oyó una extraña risa. Cerró el grifo para oír mejor: la risa parecía venir del interior de la ducha. ¿Acaso se estaba volviendo loca? Aterrada, se secó rápidamente, se vistió, se despidió de su madre nerviosamente y se fue a dormir más temprano que de costumbre. Cinco horas después su madre se despertó al oír un portazo en la puerta de entrada. Su hija no estaba en la habitación ni en lugar alguno de la casa. Llamó a la Policía, pero los agentes poco podían hacer al respecto, ya que no se podía interponer una denuncia en personas desaparecidas hasta que transcurrieran 48 horas, aún así prometieron a la desconsolada madre patrullar las calles cercanas para buscar a su hija. La búsqueda de familiares y amigos tampoco tuvo éxito y la chica no apareció aquella noche.

La mañana siguiente mientras el conserje del colegio limpiaba las hojas secas del patio, se encontró que la tapa de la alcantarilla (que habían vuelto a colocar después de producirse la trágica muerte de Carmen) había sido levantada y apartada a un lado. Al asomarse descubrió algo realmente escalofriante. Parece que la chica desaparecida la había retirado antes de lanzarse de cabeza por el conducto y se encontraba en el fondo con el cuello roto y la cara destruida, borrada por los golpes que se había dado al caer y golpearse con las escaleras metálicas de las cloacas. Una muerte idéntica a la que sufrió Carmen.

El mismo destino les esperaba a las otras cuatro culpables de la muerte de Carmen. Tras la muerte de las dos primeras un equipo del ayuntamiento soldó la alcantarilla para que nadie más pudiera abrirla. Sin embargo eso no pareció impedir a la tercera víctima arrancarla del suelo, algo que requería una fuerza sobrehumana. Por supuesto esa fue la gota que colmó el vaso y se decidió colocar vigilancia las 24 horas del día en ese peligroso punto de encuentro para “suicidas”..

image

Las dos víctimas restantes murieron de la misma forma, pero el espíritu de Carmen en esta ocasión las guió hasta alcantarillas cercanas a sus domicilios, la vigilancia podría frustrar sus planes. Una por una cayeron en las alcantarillas, perdiendo el rostro y rompiéndose el cuello. Todas se habían quedado dormidas antes de su trágica muerte, en ese momento cuando se encontraban más vulnerables, Carmen aprovechaba para poseer sus cuerpos y guiarlas como si se tratara de un caso de sonambulismo hacia un muerte tan cruel como la que ella había sufrido. Un destino cruel porque podían sentir todo lo que ocurría pero no tenían control sobre su cuerpo.
Pero la cadena de muertes no se detuvo ahí, ya que posteriormente otros compañeros de clase de Carmen también fueron encontrados muertos en distintas alcantarillas, con el cuello roto y el rostro anulado. Ellos y ellas también se habían dormido antes de aparecer muertos…

Resultaba muy inquietante pensar que todos esos otros compañeros muertos no habían creído en los correos electrónicos que afirmaban que Carmen fue empujada. ¿Acaso el espíritu de Carmen se estaba vengando? ¿Podría eso explicar muertes tan extrañas en las que no se entendía cómo diablos los cuerpos habían ido a parar a la alcantarilla sin que nadie advirtiese con claridad el rumbo que las víctimas tomaban antes de ser asesinadas?

El espíritu de Carmen Winstead andaba suelto y, quien no creyese que ella fue empujada, corría el riesgo de ser castigado con una muerte semejante a la de Carmen, muerte que caería sobre él o ella durante las horas de sueño, con un sigilo que solo se rompería al caer por la alcantarilla…

Leyenda urbana. La muñeca rota.

Posted on

image

Cuenta la leyenda que hace mucho tiempo, en época de grandes señores, una damisela encontró el amor de un galante caballero. Su educación de cortesana le impidió siempre acudir en brazos de su amado aunque, sin duda, poco a poco iba cayendo en sus redes. Ella intentaba negar siempre lo que sentia… ¡vaya problema si alguien llegaba a enterarse de aquello! Hasta que fue demasiado tarde… el galán caballero conoció a una joven mucho más hermosa y cuyo corazón no tardó en conquistar, dejando a la otra damisela con una herida que nunca llegó a curar.

El caballero, como suele ocurrir en todas las historias, con toda la valía de su corazón, pidió disculpas a la joven damisela y con un beso, dos, tres, cuatro… infinitos besos le cerró la herida que había abierto. Ésta vez ella se entregó por completo al amor, estuviese bien o mal. Aquello suponía un grave riesgo para ambos… ¿Y si eran descubiertos? Nada importaba cuando estaban juntos… mil promesas de amor salían de entre sus labios… pero todas acababan igual: “pronto llegará” “pronto dejaré a la otra por tí”… Palabras que poco a poco se convirtieron en ilusiones, sueños, esperanzas…

Una mañana como otras, la damisela tuvo que partir durante un corto periodo, quizá una semana… quizá más… nunca se supo cúanto, dónde ni por qué… pero a su vuelta todo había cambiado… El caballero galán dejó de aparecer por sus aposentos, dejó de enviarle mensajes de amor… La noticia corrió por todo el reino… ¡El caballero había contraído matrimonio con la otra joven!

image

Las lágrimas brotaron de los ojos de la damisela, fríos como el hielo, el corazónse desgarró por completo sin dejar un solo hueco que pudiese latir… Deseó con todas sus fuerzas dejar de amar, de sentir… y su deseo se vio cumplido… se transformó en una muñeca… una muñeca rota…