Leyenda: La Santa Compaña. (423)

Posted on Actualizado enn

image

La Santa Compaña es una comitiva de almas en pena que vaga por los bosques  de Galicia. En las noches particularmente brumosas de noviembre, en que los bosques se cubren de niebla, es cuando su presencia, como una comitiva de luces titilantes, se hace patente.
La procesión está formada por almas en pena que ordenadas en dos filas, envueltas en sudarios, con las manos frías y los pies descalzos.
El guía de la procesión es una persona viva, que lleva  en una mano una  cruz y en la otra un caldero con agua bendita. La comitiva de fantasmas que van tras el llevan  velas o antorchas.

El portador de la cruz no puede en ningún momento volver la vista atrás, ni renunciar a su cargo precediendo La Santa Compaña, y tan sólo quedará liberado cuando encuentre a otra persona que le sustituya. El nuevo desafortunado pasará a tener las responsabilidades del primero: cargar con la cruz y el caldero.

image

Nadie puede ver a La Santa Compaña,  es invisible para los vivos. Tan sólo un repentino olor a cera y una suave brisa  son las señales de que está pasando los espectros. También puedes notarlo por la actitud de alerta de ciertos animales sobre todo en perros, gatos y caballo.  Solo  hay ciertas personas que poseen la facultad de verla con los ojos: dicen que los niños a los que el sacerdote, por error, bautiza usando el óleo de los difuntos, poseerán, ya de adultos, la facultad de ver la aparición.

Si estas en el bosque de noche y te  encuentras de frente con la Santa Compaña, tendrás que relevar al vivo al frente de la procesión, cargando la cruz y el caldero noche tras noche, hasta morir de cansancio o encontrar a quien ocupe tu lugar . Mientras seas el guía de la Santa compaña no recordaras tus actividades   nocturnas . Solo notaras un gran deterioro físico,  extremada delgadez y palidez. Cada noche su luz será más intensa y cada día tu palidez irá en aumento.

La misión de la Santa Compaña no está clara, pero suele ser alguna de las siguientes:
Reclama el alma de alguien que morirá pronto. Reprocha a los vivos faltas o errores cometidos. Anuncia la muerte de algún conocido del que presencia la procesión. Para cumplir una pena impuesta por alguna autoridad del mas allá. Si viajais a Galicia y os cruzáis con la Santa Compaña, debéis rápidamente trazar un círculo en el suelo con la punta del paragüas o el bastón, y entrar en él. Otra opción es tirarse al suelo boca abajo y esperar que la Compaña no pase por encima. De este modo, conseguireis evitar el tener que uniros a la procesión, pero el recuerdo del viento helado y el olor a cera no os abandonará fácilmente…

image

Hay otra versión en Asturias , se la conoce como la Guestia. Allí una comitiva da tres vueltas a la casa de los enfermos moribundos y al cabo de una hora estos fallecen. En  Las Hurdes,  en Extremadura , aparece el cortejo de gente de muerte , que se compone de dos jinetes fantasmales que causan el pánico de madrugada por los pueblos ya que quien los ve puede resultar muerto. En Zamora se la denomina La estadea y es una mujer que vaga por los caminos y los cementerios. No tiene rostro y huele a la humedad de los sepulcros. Sólo se aparece a aquel que va a morir. En Leon se la llama La hueste de ánimas.

Ya vemos como cada región tiene su Santa Compaña, aunque las versiones nada tengan que ver entre si tienen un fin común, reclamar vidas…

Fuentes consultadas.
http://appg-appg1970.blogspot.com.es/2007/11/leyendas-gallegas.html?m=1

http://es.m.wikipedia.org/wiki/Santa_Compa%C3%B1a#Versiones

anabel

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s