La leyenda de Gara y Jonay. (Versión Tinerfeña)

Posted on Actualizado enn

image

Existe una leyenda popular tinerfeña que cuenta la triste historia de un amor eterno. Los protagonistas son  princesa de Agulo (La Gomera), princesa del agua y el hijo del Mencey de Adeje (Tenerife), llamado Jonay, príncipe del fuego. En esta isla, había unos chorros que podían predecir si los jóvenes encontrarían el amor o no, los (chorros de Epina). Si el agua se mantenía tranquila, indicaba que sí lo hallaría. Si el agua se enturbiaba, era signo de desamor. Entonces, Gara y más jóvenes gomeras decidieron saber si hallarían el amor en las fiestas que se celebraban en la isla. Sus aguas eran consideradas mágicas por ser  capaces de anunciar acontecimientos venideros.

image

Cuando la princesa miró  su reflejo en el agua, un deslumbrante sol sustituyó su bello rostro. El sabio que estaba en el  lugar interpreto esto como digno de  que  algo grave ocurriría y aconsejó a la joven de que “se alejara del fuego”.

Meses mas tarde , en las fiestas de Gara se encontró con el apuesto Jonay, nada mas verse se enamoraron perdidamente el uno del otro. Estuvieron a punto de hacer publico su amor, cuando el volcán Echeide (El Teide) empezó a escupir lava y fuego. Entonces, una amiga de Gara, que había ido con ella a los chorros, fue en busca de los padres de Gara y les contó lo que había pasado. Entonces, los padres de Jonay y de Gara les prohibieron estar juntos. Este hecho ayudó a que el volcán se calmara.

Pero el amor que les unía  pudo más que las advertencias de Echeyde, y una noche , Jonay con dos vejigas de animal infladas a modo de flotador , se tiro  al mar y nadó de una isla a otra para ver a su amada.

image

Ya  juntos, escaparon y se refugiaron en el bosque “El Cedro”, donde pudieron consumar su  amor. Pero el padre de Gara, ciego de ira, reunio a un grupo de hombres y los buscó hasta encontrarlos  en el bosque. Cuando llegaron estaban consumando su amor y viendo que el padre de Gara acabaria con la vida de Jonay y que nuevamente serian separados , ahora si para siempre, los jóvenes amantes tomaron una rápida decisión : no iban a separarse nuevamente .

Treparon hasta la cima mas alta, sintiéndose amenazados por los hombres que los perseguían.Cogieron una fina y  afilada vara de cedro que atraveso sus corazones estaban mirándose el uno al otro, frente a frente y en sus ojos se podia atisbar una ultima promesa de amor  eterno. Desde aquel día permacen unidos por toda la eternidad…

image

Desde entonces esa montaña de laurisilva se llama Garajonay, y actualmente es un parque nacional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s