Mes: agosto 2015

Namaste

Posted on Actualizado enn

image

Podríamos decir con seguridad que todos nosotros sabemos lo que significa la palabra “Namasté”. Ahora bien, te invitamos a que hagas con nosotros la siguiente reflexión… Se puede decir que hoy en dia se practica la auténtica esencia de esta expresión?

Nos atreveríamos a decir que no, porque en realidad, la palabra Namasté va mucho más allá de ese simple saludo, de esa muestra de respeto, de reverencia para reconocernos o decir adiós. Este término engloba en sus letras sencillas y sonoras todo un universo de emociones, de sentimientos y principios universales.

Te doy las gracias y me reverencio ante ti

Hay muchas personas que al escuchar la palabra Namasté visualizan al instante una clase de yoga, como si solo estuviera adscrita a dicha práctica. En realidad, esta palabra que proviene del sánscrito se extiende como parte esencial de gran parte de la población de Asia del sur, y en especial, al Budismo.

No obstante, tanto si tus creencias son más religiosas que espirituales, o si no profesas creencia alguna y eres simplemente un gran curioso de las maravillosas culturas de este mundo, coincidirás con nosotros en que pocas palabras pueden llegar  ser tan universales y a vertebrar más nobles realidades que la palabra Namasté.

Es un acto en el cual reconocemos como persona a nuestros semejantes, celebramos su existencia y le damos las gracias por estar con nosotros, por formar parte de esta vida.A su vez, el sencillo acto de dar las gracias, no supone solo reconocer al otro, también me reconozco a mi mismocomo parte de ese intercambio de nobles deseos. Porque en realidad, todos formamos parte de un mismo TODO, somos una misma esencia con distintos corazones capaces de abrirnos a nosotros mismos y a los demás, para ofrecer amor y gratitud.Si yo ofrezco las gracias y me reverencio ante mi prójimo, le estoy mandandobuenos deseos, nobles sentimientos y el mejor de los respetos. Todo ello son emociones positivas, y es por tanto lo mismo que yo espero recibir. ¿De qué me sirve proyectar odios o rencores? ¿Por qué no dar las gracias si ello me hace la vida más fácil? No podemos olvidar que el odio, como el enfado nos hace prisioneros de nuestras propias emociones negativas.

El valor de reconocer a los demás

Pensemos por ejemplo en esos padres que no reconocen el esfuerzo de sus hijos por sentirse queridos, por captar su atención. O a esas parejas que no reconocen el amor de sus cónyuges, que no ven esas pequeñas cosas que día a día hacen por ellos. “Si yo no me siento reconocido/a no me veo como parte de tu vida, no me siento importante porque no percibo tu cariño, tu reconocimiento…” La esencia del Namasté.

Abre los ojos y reverencia a quienes tienes a tu alrededor. Da las gracias por como son, por lo que hacen por ti, agradece que formen parte de tu vida porque ellos también son parte de ti, son piezas indispensables del maravilloso puzzle de tu vida.

El poder de la humildad

Suele decirse que solo las personas de corazón humilde son agradecidas. Puede que te suene a etiqueta de manual de autoayuda, pero te instamos a que pienses un poco sobre ello. En nuestro día a día nos limitamos a dar las gracias cuando hacemos una compra, cuando nos ceden el asiento en el autobús, cuando un amigo nos hace ese favor…

¿Practicamos con ello la esencia del Namasté?

(Fuente: rincóndeltibet.com)
NAMASTÉ!!! – http://wp.me/p1mTfi-1kY

anabel

Anuncios

Siete hábitos de las personas crónicamente infelices

Posted on Actualizado enn

image

Estoy acostumbrada a dar consejos sobre la felicidad y esto es lo que tengo claro: hay siete cualidades que todas las personas crónicamente infelices comparten.

Según explica la investigadora Sonja Lyubomirsky de la Universidad de California a Psychology Today: “El 40% de nuestra capacidad para ser felices se encuentra en nuestro poder de cambio”.

Si esto es cierto (y lo es), aún hay esperanza. Hay miles de millones de personas en nuestro planeta, y muchas son realmente felices. El resto oscila entre la felicidad y la infelicidad dependiendo del día.

A lo largo de los años, he aprendido que hay ciertos rasgos y hábitos que caracterizan a las personas crónicamente infelices. Pero, antes de sumergirnos, aviso: todos tenemos malos días, e incluso semanas, en los que caemos en las siete casillas.

La diferencia entre una vida feliz e infeliz radica en la frecuencia y el tiempo que nos quedamos ahí.

Éstas son las siete cualidades de las personas crónicamente infelices.

1. Piensan por defecto que la vida es dura.

La gente feliz sabe que la vida puede ser dura y suelen enfrentarse a los momentos difíciles con una actitud de curiosidad en vez de victimismo. Se hacen responsables de haberse metido en un lío y se concentran en salir de ahí lo antes posible.

La perseverancia ante la resolución de problemas -en lugar de quejarse por las circunstancias- es un síntoma de una persona feliz. Las personas infelices se ven como víctimas de la vida y se atascan en la actitud de “mira lo que me ha pasado” en vez de buscar una salida al otro lado.

2. Creen que no se puede confiar en la mayoría de la gente.

No voy a discutir que el sano discernimiento es importante, pero la mayoría de las personas felices confían en sus compañeros. Creen en la bondad de la gente; no consideran que todo el mundo tiene intención de pillarlos. En general, la gente feliz se muestra abierta y simpática con las personas que conocen y desarrollan un sentido de comunidad a su alrededor.

Los infelices desconfían de la mayoría de personas que conocen y piensan que no se puede confiar en los desconocidos. Por desgracia, este comportamiento va cerrando poco a poco la puerta a cualquier conexión con el mundo más allá de su círculo interno e impide cualquier oportunidad de hacer nuevos amigos.

3. Se concentran en lo que va mal, no en lo que va bien.

Sin duda hay muchas cosas malas en este mundo, pero las personas infelices pasan por alto lo bueno y se centran en lo que va mal. Los puedes ver de lejos, quejándose y respondiendo “sí, pero…” a cualquier aspecto positivo de nuestro mundo.

La gente feliz es consciente de los problemas del mundo, pero equilibran su preocupación con el conocimiento de lo que va bien. Me gusta llamarlo “tener los dos ojos abiertos”. Los que no son felices tienden a cerrar un ojo ante lo bueno por miedo a distraerse de lo malo. La gente feliz mantiene la perspectiva. Saben que nuestro mundo tiene problemas, pero también dirigen su mirada hacia lo positivo.

4. Se comparan con otros por envidia.

Una persona infeliz piensa que la buena suerte de los demás les está robando la suya. Creen que no hay suficientes cosas buenas y siempre comparan lo suyo con lo de los demás. Esto lleva a los celos y al resentimiento.

Las personas felices saben que su buena suerte y sus circunstancias son simplemente signos de aquello a lo que pueden aspirar a conseguir. Los felices creen que poseen un plan de acción único que nadie puede duplicar ni robar. Creen en posibilidades ilimitadas y no se desaniman pensando que la buena suerte de alguien limita sus resultados en la vida.

5. Ansían controlar su vida.

Existe una diferencia entre el control y las ansias de conseguir nuestros objetivos. La gente feliz va dando pasos todos los días para lograr sus objetivos, pero se dan cuenta de que al final, pocas cosas se pueden controlar en lo que nos depara la vida.

Las personas infelices tienden a microgestionar sus esfuerzos por controlar todos los resultados y se derrumban cuando la vida les destroza su plan. La gente feliz también se concentra, pero tienen la capacidad de dejarse llevar y no desmoronarse cuando se llevan un chasco.

La clave es centrarse en los objetivos, pero dejar espacio para que ocurra lo peor sin derrumbarse. Hasta los mejores planes se desvían. Cuando algo sale mal, la gente feliz tiene un plan B: seguir la corriente.

6. Piensan en el futuro con miedo y preocupación.

La gente infeliz tiene la cabeza llena de pensamientos negativos y no da una oportunidad a lo que podría salir bien.

Las personas felices tienen una dosis saludable de delirio y se permiten soñar despiertos con lo que les gustaría que la vida les sorprendiera. Las personas infelices tienen la mente repleta de miedos y preocupaciones constantes.

La gente feliz experimenta miedo y preocupación, pero existe una gran diferencia entre sentirlo y vivirlo. Cuando el miedo llega al pensamiento de una persona feliz, ésta busca qué puede hacer para evitar que ocurra lo que le preocupa (de nuevo, la idea de responsabilidad). Si no está en su mano, se dan cuenta de que el miedo se está apoderando, y lo aparcan.

7. Siempre hablan de cotilleos y quejas.

A las personas infelices les gusta vivir en el pasado. Lo que les pasa, los problemas, son sus temas preferidos de conversación. Cuando se les acaban las cosas que decir, se pasan a hablar y cotillear sobre la vida de otras personas.

La gente feliz vive en el ahora y sueña con el futuro. Puedes sentir sus vibraciones positivas al entrar en una sala. Se emocionan cuando algo sale bien, agradecen lo que tienen y sueñan con lo que les pueda deparar la vida.

Obviamente, nadie es perfecto. Todos nadamos en las aguas de la negatividad de vez en cuando, pero lo importante es el tiempo que nos quedemos en ellas y lo rápido que intentemos salir de ahí. No consiste en hacer todo a la perfección: son los hábitos positivos de la vida diaria lo que diferencia a las personas felices de las infelices.

Anda, cáete, vuelve a levantarte y repítelo. La diferencia reside en levantarse.

Este post fue publicado originalmente en la edición estadounidense de The Huffington Post y ha sido traducido del inglés por Marina Velasco Serrano.

http://www.huffingtonpost.es/tamara-star/siete-habitos-de-las-personas_b_6213108.html?ncid=tweetlnkeshpmg00000001

anabel

El fuego griego , el secreto militar mejor guardado .

Posted on Actualizado enn

image

Hoy hablaremos del mejor secreto guardado de la historia  , el fuego griego. El fuego griego era un arma naval usada por el Imperio Bizantino. Según las crónicas de la epoca fue inventada por un refugiado cristiano sirio llamado Calínico, originario de Heliópolis haciael año 673.

Algunos autores piensan que Calínico recibió el secreto del fuego griego de los alquimistas de Alejandría.

Lanzaba un chorro de fluido ardiente, y podía emplearse tanto en tierra desde las torres de las fortalezas contra el ejército que asedia y en el mar, aunque se utilizó preferentemente en el mar.
Gracias a ella, la marina del imperio consiguió rechazar un masivo ataque naval de los turcos, constituyendo así un freno a las intenciones expansionistas del Islam, y salvando de la posible conquista desde el Este a Europa Occidental.

Manteniendo el secreto de esta nueva y poderosa arma, los bizantinos pudieron detener el avance de los otomanos durante ocho siglos.El poder del arma venía no solo del hecho que ardía en contacto con el agua, sino que incluso ardía debajo de ella.

En las batallas navales era un arma de gran eficacia, causando grandes destrozos materiales y personales extendiendo además el pánico entre el enemigo, no solo por el miedo a morir ardiendo, sino que además muchos soldados temían esta arma por superstición, ya que creían que una llama que se volvía aún más intensa en el agua tenía que ser producto de la brujería.
El lanzamiento de una mezcla viscosa que en estudios recientes ha dado como seis los ingredientes de esta arma:
– petróleo en bruto, o nafta, para que flotase sobre el agua. – azufre, que al entrar en combustión, emite vapores tóxicos. – cal viva, que reacciona liberando mucho calor al entrar en contacto con el agua (el suficiente para prender materiales combustibles). – resina, para activar la combustión de los ingredientes. – grasas para aglutinar todos los elementos, – nitrato potásico (salitre) que desprende oxígeno al prender, permitiendo de esta forma que el fuego continúe ardiendo bajo el agua.

Tras lanzar la mezcla a través de unos largos tubos instalados en la embarcación, la mezcla entraba en ignición al contacto con el agua, incendiando las embarcaciones enemigas. El motivo por el que se desconoce su composición es muy simple: la marina bizantina de la Alta Edad Media era, con mucho, la dueña del Mediterráneo Oriental, y en la posesión del fuego griego estaba una de las claves de su superioridad, de manera que esta arma se consideraba secreta.

El emperador Constantino Porphyrogennetos (rey 945-959), en su libro De Administrando Imperio, advierte a su hijo y heredero, Romanos II, que nunca debe revelar los secretos de su construcción, ya que se “muestra y se revela por un ángel a la gran santo cristiano emperador Constantino”. Como una advertencia, añade que un funcionario, quien fue sobornado para que revele sus secretos, fue golpeado por un “fuego del cielo” cuando estaba a punto de entrar en la catedral de Santa Sofía.
La invención del fuego griego se produjo en un momento crítico en la historia del Imperio Bizantino que debilitado por su larga guerra con los Sassanidas de Persia,  estaban amenzado por los pueblos emergentes del islam, primero árabes y posteriormente los turcos. Dentro de una generación, Siria, Palestina y Egipto fueron tomadas por los árabes, (672) que ideaban expandir sus dominios para la conquista de la capital imperial de Constantinopla.

El fuego griego fue utilizado con gran efecto contra los musulmanes, que los mantenía alejados de la capital imperial, Constantinopla.
Los registros de la utilización en las batallas contra los sarracenos es más esporádico, pero garantizar que una serie de victorias, especialmente en la fase de expansión bizantina
Uso de la sustancia fue prominente en las guerras civiles bizantinas, principalmente, la revuelta de los flotas en 727 y la gran escala de la rebelión encabezada por los eslavos en el 821-823. En ambos casos, las flotas de los rebeldes fueron derrotados por la Flota Imperial Constantinopolitana a través del uso de fuego griego.
Los bizantinos también se utiliza el arma contra el efecto devastador de las diversas Rusias que se aproximaron por el Bóforos. en especial los de 941 y 1043, así como durante la guerra de 941, cuando el fuego de transporte de barcos bizantinos bloqueado el Danubio El fuego griego seguía siendo usado siglos más tarde, Anna Comnena da una vívida descripción de su uso, posiblemente en una batalla naval ficticia contra los pisanos en 1099.
Sin embargo, aunque el uso de brulotes (barco armado de mangueras para lanzar fuegos) apresuradamente improvisados se menciona en el 1203 asedio de Constantinopla por la Cuarta Cruzada. Ningún informe se confirma la utilización del fuego griego real, que al parecer había caído en desuso, ya sea porque sus secretos fueron olvidados, o bien porque los bizantinos habían perdido el acceso a las zonas de provisión (el Cáucaso y la costa oriental del Mar Negro), donde se encuentran los elementos para elaborar esta arma.

La princesa ANA COMNENO proporciona una descripción de un arma incendiaria, que se confunde a menudo como una “receta” para el fuego griego en su ALEXIADA.
Este fuego está formado por los siguientes artículos. Desde el pino y algunos de estos árboles se recoge resina inflamable. Esta es frotado con azufre y poner en tubos de caña, y se sopla con el uso continuo y la respiración. Luego de esta manera cumple con el fuego en la punta y capta la luz y entra como un torbellino de fuego en los rostros de los enemigos. ”
Griegos y asirios ya emplearon una serie de azufre, petróleo y betún a base de mezclas empleandolas en flechas incendiarias, macetas que contengan sustancias combustibles.

Tucídides menciona el uso de tubo de llama-lanzallamas en el sitio de Delium en 424 aC.
Para el hombre medieval todo tipo de armas incediarias lo asociaban con el fuego griego.
Para sofocarlo se usan sustancias que ayuda a privar de oxigeno como la arena o el vinagre.
El principal método de despliegue de fuego griego, y que lo distinguen de productos similares, es su proyección a través de un tubo (sifón), para el uso a bordo de los buques o en los sitios.
Los proyectores portátiles (cheirosiphōnes) también se inventó con el desarrollo de este arma, reputada por el emperador León VI
Los manuales militares bizantinos también mencionar que los frascos (kytrai o tzykalia) llenas de fuego griego caltrops y envuelto con estopas y empapado en la materia fueron arrojados por catapultas, mientras que las grúas pivotantes (gerania) fueron empleados para verterla a las naves enemigas.
El cheirosiphōnes fueron prescritos especialmente para su uso en tierra y en los sitios, tanto en contra de las máquinas de asedio y contra los defensores en las murallas. El buque bizantino “dromon” normalmente tenía instalado en su proa este tipo de sifón, pero los dispositivos adicionales, en ocasiones, también podría ser colocado en otro lugar de la nave. Así, en 941, cuando se enfrentan a la flota rusa, también se colocaron siphones a la mitad del barco e incluso en la popa, para atacar desde cualquier posición.

image

Aunque parece ideado como un arma maravillosa de gran destrucción tenía muchos inconvenientes ya que debido a la complejidad de su preparación y manejo sólo se podía utilizar con seguridad en un mar en calma y con favorables condiciones de viento, porque si el mar está agitado la embarcación podia tener el riesgo de incendiarse.

anabel

La calle de la muerte o calle Susona.

Posted on Actualizado enn

image

Antiguamente, como en gran parte de España, en Sevilla convivían tres grandes religiones: la cristiana, musulmana y la judía. En Sevilla se alojó una importante colonia hebrea, especialmente desde la destrucción  del califato (principios del siglo XI), momento en que muchas familias cordobesas se vieron obligadas a abandonar la entonces capital y refugiarse en el nuevo reino de Sevilla.

La primera judería se encontraba en el lado oeste de la ciudad en donde hoy se encuentra la iglesia de la Magdalena y San Lorenzo. Con el tiempo, se fue desplazando hacia el barrio de Santa Cruz y, sobre todo, San Bartolomé, lugares en los que permanecería hasta el año 1.492 en el que los Reyes Católicos dictaron la expulsión total.

Como era habitual en la época, se dedicaban mayormente al comercio y al préstamo del dinero, que los cristianos tenían prohibido por motivos religiosos. Esta última actividad provocaba una gran antipatía entre los deudores que, periódicamente, emprendían campañas de diferente intensidad contra ellos.

La más conocida es la provocada por el arcediano de Écija Ferrán Martínez, cuyas prédicas dieron lugar, en junio de 1.391, al asalto a la judería de Sevilla, la más numerosa de la Corona de Castilla. La gran matanza, cerca de cuatro mil almas, dejó a la ciudad casi sin población judía. 

image

Pasaron los años, la cosa se calmó, y aquellos que habían huido pudieron regresar a la ciudad y comenzar de nuevo. Sin embargo, a finales del siglo XV, los Reyes Católicos cercaban el reino de Granada; los judíos de Sevilla, teóricamente judeoconversos debido a la presión ejercida por la Santa Inquisición, llegaban al límite de su paciencia; cansados de agravios y vejaciones, la rebelión para hacerse con el control de la ciudad estaba servida.

Para entender estos hechos hay que remontarse al 15 de marzo de 1391, el crisol cultural que vivió Sevilla en los siglos previos al descubrimiento del Nuevo Mundo esconden un oscuro suceso en el que unos 4.000 judíos perdieron la vida. La segunda judería del Reino de Castilla acogió dos revueltas provocadas por envidias de poder y atribuciones de fenómenos paranormales para justificar la devastadora presencia de la peste, que hacía estragos entre la población.

Como represalia, los judíos tramaron una sublevación hacerse con el control de la ciudad, buscando también el apoyo morisco. La cita se produjo en la casa de Diego Susón, judío converso, cabecilla de la revuelta. Este banquero vivía con su hija Susana Ben Susón, conocida en la ciudad como «la ferrosa hembra», que comenzó a verse con un joven cristiano de la nobleza sevillana.

El azar quiso que la joven Susona escuchase la conversación conspiradora y corrió a casa de su amado para intentar salvarle la vida. El cristiano dio aviso al asistente de la ciudad, Diego de Merlo, que ordenó detener a los implicados -incluido Diego Susón-, ahorcándolos enTablada.
u amante informó inmediatamente al asistente de la ciudad, don Diego de Merlo, quien ordenó detener a los cabecillas de la misma. Pocos días después fueron ahorcados en Tablada, donde se ejecutaba a los facinerosos, parricidas y peores criminales, cuyos cadáveres permanecían todo el año colgados, y una vez al año se recogían sus restos y se enterraban en el cementerio de ajusticiados en el compás del Colegio de San Miguel frente a la Catedral.

La lista de ajusticiados fue la siguiente: Diego Susón; Pedro Fernández de Venedera, mayordomo de la Catedral; Juan Fernández de Albolasya, el Perfumado, letrado y alcalde de Justicia; Manuel Saulí; Bartolomé Torralba, los hermanos Adalde y hasta veinte ricos y poderosos mercaderes, banqueros y escribanos de Sevilla, Carmona y Utrera. Posteriormente, y a causa de las investigaciones sobre el caso llevadas a cabo por el Santo Oficio, fueron ejecutadas otras dos mil personas. Salió muy caro el intento de la Bella Susona de labrarse una posición social.

image

El primer azulejo, visto de cerca.

A partir de aquí termina la historia y empieza la leyenda, de la que existen dos versiones. Según una de ellas, tras ser repudiada por su pretendiente y por los judíos como causante de la muerte de su propia gente, y tras caer en la cuenta de su grave error, la Susona, desesperada, busca ayuda en la Catedral, donde el arcipreste Reginaldo de Toledo, obispo de Tiberíades, la bautiza y le da la absolución, aconsejándole que se retirase a hacer penitencia a un convento, como así lo hizo y permaneció allí varios años hasta tranquilizar su espíritu. Más tarde, volvió a su casa donde en lo sucesivo llevó una vida cristiana y ejemplar.

image

Azulejo actual en la calle Susona.

La otra versión es diametralmente opuesta: fruto de sus amores con un obispo tuvo dos hijos y, tras ser abandonada por este, se hizo amante de un comerciante de la ciudad. 

A la muerte de la Susona y tras abrir su testamento, se encontró en él escrito:

“Y para que sirva de ejemplo a los jóvenes en testimonio de mi desdicha, mando que cuando haya muerto separen mi cabeza de mi cuerpo y la pongan sujeta en un clavo sobre la puerta de mi casa, y quede allí para siempre jamás”.

A su muerte ordenaron que su cabeza fuera colgada de la puerta de su casa, en cumplimiento a su testamento,  en el Barrio Santa Cruz de Sevilla, para recordar a la gente su traición. Sin embargo, la cabeza se pudrió y fue sustituida por un candil. Posteriormente, se cambió el candil por un azulejo donde se muestra su calavera. En la actualidad, un azulejo recuerda la traición y la leyenda de calle de la Muerte que  mutó su nombre al de Susona.

Fuentes :

http://sevillapedia.wikanda.es/wiki/Calle_Susona_(Sevilla)

http://leyendasdesevilla.blogspot.com.es/2011/01/historia-de-la-susona-la-fermosa-fembra.html?m=1

http://sevillaciudad.sevilla.abc.es/reportajes/casco-antiguo/sociedad-casco-antiguo/susona-la-bella-judia-que-dio-nombre-la-calle-de-la-muerte/

https://es.m.wikipedia.org/wiki/Susona

http://sevillapedia.wikanda.es/wiki/Calle_Susona_(Sevilla)

Pepe Barahona.
http://descubriendosevilla2012.blogspot.com.es/2012/01/la-calle-susona-y-su-leyenda.html?m=1

anabel

Los fantasmas del bosque de los suicidios de AUSTRALIA.

Posted on

Brock Davis estaba dando un pequeño paseo por un bosque muy misterioso en Australia, un bosque donde se han cometido innumerables casos de suicidios inexplicables. Brock, al pasar por este bosque, sintió una extraña presencia, pudo percibir como si alguien lo estuviese observando. No contento con sentir esa sensación tan desagradable, decide sacar fotos a todo el lugar para ver si puede captar algo de lo que lo está observando. 

Cuando este llegó a su casa, después de dar una paseo muy extraño, decidió ver las fotos que había sacado en aquel lugar. Cuando las estaba revisando ya desilusionado por no haber encontrado nada, se percató que en una de las fotos, había algo bastante raro. Parecían unas figuras espectrales.  

image

Fotografía publicada por Toowoomba Ghost Chasers

La fotografía fue compartida por el grupo de investigación paranormal Toowoomba Ghost Chasers. En ella podemos ver a un hombre entre los matorrales, con una barba, camisa de color roja y un aspecto de lo más extraño. Los integrantes del grupo de investigación australiano, aseguraron que Brock se encontraba de excursión en uno de los los montes cerca de Toowoomba, Australia, cuando empezó a sentir algo extraño y fue cuando decidió sacar las fotos. 

“Esta fotografía fue compartida por una persona que salió de excursión en una zona de Toowoomba conocida por los suicidios”, explicaron los expertos de Toowoomba Ghost Chasers en su página de Facebook. “Brock sintió como si estuviera siendo vigilado y también tubo la terrible sensación de miedo. Entonces cuando revisó las fotografías descubrió la misteriosa figura.”

Aunque sin duda alguna muchas personas pasean por ese monte en busca de aventuras, los chicos del grupo de investigación aseguran que es muy extraño que una personas se pasee por esos montes sin ningún material de senderismo. Brock, asegura que cuando está solo, en su casa, sigue experimentando sentimientos extraños que no puede explicar y que le sacan de quicio. 

“Por extraño que parezca he estado experimentando un sentimiento similar de miedo de vez en cuando durante la última semana”, dijo Brock David. “Voy caminando por la calle y de repente tengo una sensación repentina como si algo estuviera a punto de saltar desde detrás de un árbol.”

Más caras aparentemente situadas en la misma zona. 
Inmediatamente después de que esta foto fuera publicada den las redes sociales, muchas personas aseguraron que no sólo había una entidad, si no que hay muchas más en esa misma foto. 

¿Qué les parece estas imágenes? ¿Reales, montaje? Sin duda alguna cada vez más nos sorprendemos de los infinitos lugares misteriosos que existen en la Tierra. ¿Te atreverías a entrar a uno de estos montes? 

http://m.pijamasurf.com/2011/06/%C2%BFcuales-son-los-sitios-mas-populares-del-mundo-para-suicidarse/

http://tenerifeparanormal.blogspot.com.es/2015/08/monte-de-los-suicidios-australia.html?m=1

anabel

El xiphos, ¿que es y para que se utilizaba?

Posted on Actualizado enn

image

La espada corta del Imperio Griego de la Edad de Bronce y de los Imperios Antiguos se llamaba Xiphos y fue revoluvionaria pues era una espada de hoja recta y bien forjada frente a las hojas más antiguas con forma de hoz. Un arma secundaria de los ejércitos griegos, después de la lanza o jabalina, en el campo de batalla. La hoja clásica medía generalmente cerca de 50-60 cm de largo, aunque los espartanos, supuestamente, comenzaron a utilizar hojas de apenas 30 cm alrededor de la época de las guerras greco-persas. El xifos tiene a veces un nervio central. Normalmente, el xifos se colgaba de un tahalí situado en la axila izquierda. El xifos se utilizó, generalmente, cuando la lanza fue descartada para el combate cercano. Muy pocos xifos parecen haber sobrevivido.

El xifos es la espada de los mirmidones, descendientes del rey Mirmidas, un rey de Ftiótide, y que a su vez descendía de Zeus y de una princesa llamada Eurymedousa. Según la mitología, para la conquista de la bella princesa, Zeus se metamorfoseó en una hormiga. Peleo, padre de Aquiles era un rey mirmidón. También fue la espada de los héroes y otros soldados griegos de época homérica.

Los hoplitas no usaban esta espada, porque su arma era la lanza, más fácil y más rápida de producir, más eficaz en una carga de la falange y, sobre todo, mucho menos costosa. La evolución técnica e histórica directa del xifos es la gladius, reputada por las grandes conquistas que lograron los romanos gracias a ella.

La espada corta de caza es la hoja más común. Miles de variedades han sido creadas por los herreros de la humanidad y en cada cultura tiene una característica. Independientemente de su lugar de origen todas tienen característica similares.
Es un arma penetradora principalmente y que va de 40 a 75 centímetros de longitud.

https://www.google.es/search?q=xiphos&oq=xipho&aqs=chrome.1.69i57j0l3j69i60l2.4831j0j4&client=chrome-mobile&sourceid=chrome-mobile&espv=1&ie=UTF-8

https://viajeroimaginario.wordpress.com/2012/11/26/xiphos/

anabel

Leyenda celta del Secreto de Maon.

Posted on

image

Maón, reinaba en Irlanda en la provincia de Leinster, y acostumbraba cortarse el pelo una vez al año. El hombre encargado de este trabajo, era elegido por sorteo entre la gente del pueblo, e inmediatamente después, era asesinado. La razón de ello era que Maón tenía las orejas tan grandes como las de un caballo, y no quería que nadie se enterara.

En una ocasión, la persona elegida para la tarea, fue un hombre solo, único hijo de una pobre viuda. Por sus lágrimas y ruegos el rey aceptó no matarlo, con la condición de que jurara que jamás revelaría su secreto.

Así pudo el joven regresar con su madre, pero el secreto empezó a obsesionar su mente, enfermó de tal forma que estuvo a punto de morir y debieron llamar un druida para que lo atendiera. El dijo: “Es el secreto lo que lo está matando y no se restablecerá hasta que se lo cuente a alguien. Que busque un lugar donde se encuentren cuatro caminos, que gire a la derecha, y que le diga el secreto al primer árbol que encuentre, para poder recuperarse.”

El joven siguió las indicaciones del sabio al pie de la letra y dio con un sauce. Sobre la corteza apoyó los labios, susurró el secreto, y volvió a su casa liberado.

image

Ocurrió, poco después, que al arpista Craftiny se le rompió su arpa y, necesitando una nueva, fue a buscar un árbol adecuado para construirla, siendo elegido el mismo sauce. Craftiny lo cortó, hizo el arpa con su madera, y esa noche tocó ante los invitados del rey. Cuando posó sus dedos sobre las cuerdas, los invitados oyeron: “Dos orejas de caballo tiene el rey Maón.”

El rey, viendo que su secreto había quedado al descubierto, se quitó la capucha y se mostró tal cual era. Así fue como nunca más murió ningún hombre por culpa de ese misterio.

http://www.pelendonia.net/relatos/leyendatradicional.htm

anabel