Mes: agosto 2015

El xiphos, ¿que es y para que se utilizaba?

Posted on Actualizado enn

image

La espada corta del Imperio Griego de la Edad de Bronce y de los Imperios Antiguos se llamaba Xiphos y fue revoluvionaria pues era una espada de hoja recta y bien forjada frente a las hojas más antiguas con forma de hoz. Un arma secundaria de los ejércitos griegos, después de la lanza o jabalina, en el campo de batalla. La hoja clásica medía generalmente cerca de 50-60 cm de largo, aunque los espartanos, supuestamente, comenzaron a utilizar hojas de apenas 30 cm alrededor de la época de las guerras greco-persas. El xifos tiene a veces un nervio central. Normalmente, el xifos se colgaba de un tahalí situado en la axila izquierda. El xifos se utilizó, generalmente, cuando la lanza fue descartada para el combate cercano. Muy pocos xifos parecen haber sobrevivido.

El xifos es la espada de los mirmidones, descendientes del rey Mirmidas, un rey de Ftiótide, y que a su vez descendía de Zeus y de una princesa llamada Eurymedousa. Según la mitología, para la conquista de la bella princesa, Zeus se metamorfoseó en una hormiga. Peleo, padre de Aquiles era un rey mirmidón. También fue la espada de los héroes y otros soldados griegos de época homérica.

Los hoplitas no usaban esta espada, porque su arma era la lanza, más fácil y más rápida de producir, más eficaz en una carga de la falange y, sobre todo, mucho menos costosa. La evolución técnica e histórica directa del xifos es la gladius, reputada por las grandes conquistas que lograron los romanos gracias a ella.

La espada corta de caza es la hoja más común. Miles de variedades han sido creadas por los herreros de la humanidad y en cada cultura tiene una característica. Independientemente de su lugar de origen todas tienen característica similares.
Es un arma penetradora principalmente y que va de 40 a 75 centímetros de longitud.

https://www.google.es/search?q=xiphos&oq=xipho&aqs=chrome.1.69i57j0l3j69i60l2.4831j0j4&client=chrome-mobile&sourceid=chrome-mobile&espv=1&ie=UTF-8

https://viajeroimaginario.wordpress.com/2012/11/26/xiphos/

anabel

Leyenda celta del Secreto de Maon.

Posted on

image

Maón, reinaba en Irlanda en la provincia de Leinster, y acostumbraba cortarse el pelo una vez al año. El hombre encargado de este trabajo, era elegido por sorteo entre la gente del pueblo, e inmediatamente después, era asesinado. La razón de ello era que Maón tenía las orejas tan grandes como las de un caballo, y no quería que nadie se enterara.

En una ocasión, la persona elegida para la tarea, fue un hombre solo, único hijo de una pobre viuda. Por sus lágrimas y ruegos el rey aceptó no matarlo, con la condición de que jurara que jamás revelaría su secreto.

Así pudo el joven regresar con su madre, pero el secreto empezó a obsesionar su mente, enfermó de tal forma que estuvo a punto de morir y debieron llamar un druida para que lo atendiera. El dijo: “Es el secreto lo que lo está matando y no se restablecerá hasta que se lo cuente a alguien. Que busque un lugar donde se encuentren cuatro caminos, que gire a la derecha, y que le diga el secreto al primer árbol que encuentre, para poder recuperarse.”

El joven siguió las indicaciones del sabio al pie de la letra y dio con un sauce. Sobre la corteza apoyó los labios, susurró el secreto, y volvió a su casa liberado.

image

Ocurrió, poco después, que al arpista Craftiny se le rompió su arpa y, necesitando una nueva, fue a buscar un árbol adecuado para construirla, siendo elegido el mismo sauce. Craftiny lo cortó, hizo el arpa con su madera, y esa noche tocó ante los invitados del rey. Cuando posó sus dedos sobre las cuerdas, los invitados oyeron: “Dos orejas de caballo tiene el rey Maón.”

El rey, viendo que su secreto había quedado al descubierto, se quitó la capucha y se mostró tal cual era. Así fue como nunca más murió ningún hombre por culpa de ese misterio.

http://www.pelendonia.net/relatos/leyendatradicional.htm

anabel

La revolucionaria teoría de Bruce Lipton: Científico afirma que pensamientos curan más que los remedios

Posted on Actualizado enn

image

Bruce Lipton, un biólogo celular estadounidense de 70 años, causó en el año 2006 un pequeño remezón en el mundo científico tras lanzar su libro “La biología de la creencia”, que sería declarado uno de los mejores libros científicos de ese año y que tenía la particularidad de que su línea de investigación era una suerte de unión entre ciencia y espíritu. A grandes rasgos, Lipton planteaba lo siguiente: lo que condiciona a todo organismo vivo es su “entorno” físico y energético, y no su carga genética, como afirma la síntesis evolutiva moderna. Además, la «cooperación» era la base de la evolución para la supervivencia, y no un acto competitivo entre los organismos más fuertes; y, finalmente, los seres humanos, como organismos vivos, no estaban determinados por sus genes, sino condicionados por el entorno y sobre todo por sus «creencias», lo que los convertía en dueños absolutos de su destino.

El doctor Lipton explicó en su libro que “nos han hecho creer que el cuerpo es una máquina bioquímica controlada por genes sobre los que no podemos ejercer ninguna autoridad. Eso implica que somos víctimas de una situación. No elegimos estos genes, los recibimos al nacer y ellos programan lo que sucederá. Yo ya trabajaba con las células en los años 60 y fui un pionero porque en esa época había muy poca gente trabajando en ello. Y un experimento que hice en esa época cambió la idea que tenía del mundo. Cogí tres grupos de células y las puse en tres placas, y cambié el medio de crecimiento y los componentes del medio ambiente en cada una de ellas. Luego verifiqué que en una de las placas se formó hueso, en otra músculo y, en otra, células liposas. ¿Qué fue lo que controló el destino de cada una de ellas si eran genéticamente idénticas? Eso demuestra que los genes no lo controlan todo, es el ambiente. El ser humano es el que controla, dependiendo de cómo lee el ambiente, de cómo su mente lo percibe. La conclusión es que no estamos limitados por nuestros genes, sino por nuestra percepción y nuestras creencias”.

El científico agregó que “cuando tú crees que los genes controlan tu vida tienes una excusa para considerarte una víctima. Hay enfermedades que sí, en efecto, son causadas por un gen, pero estas enfermedades equivalen a menos del 2% de los malestares que sufre la población mundial. La mayoría de la gente viene a este mundo con genes que deberían permitirles vivir una vida feliz y saludable. Las dolencias más comunes actualmente, como la diabetes, los problemas del corazón y el cáncer, son el resultado de la interacción entre múltiples genes y sobre todo de los factores medio ambientales y no son el resultado de un único gen como se ha venido sosteniendo. Por eso se cree que la mayoría de las enfermedades tienen una causa genética o hereditaria y que por tanto no podemos hacer nada para defendernos de ellas o para curarnos. Las personas viven en un constante miedo esperando el día en que sus genes actúen contra ellos y se enfermen mortalmente. El cáncer es un buen ejemplo de esto”.

Uno de los planteamientos del biólogo molecular que más llamaron la atención en la comunidad científica fue que las células de nuestro cuerpo tenían una especie de memoria. “Las células aprenden a través de la experiencia, de su contacto con el medio que las rodea, y luego guardan una memoria que les permite adaptarse mejor y anticiparse a los cambios. Es decir, las células son inteligentes. ¡Esta memoria incluso se mantiene intacta en las células de los órganos que se han donado!”.

La farsa de los medicamentos

El científico dedicó parte de su libro a abogar por un nuevo tipo de medicina, una que tenga en cuenta el poder de la energía y su capacidad para curar. “Nos dan medicamentos para la enfermedad, pero la mayoría de las veces causan más problemas que beneficios. La medicina basada en la farmacología no entiende cómo está interrelacionada toda la bioquímica del organismo. Cuando tomo una pastilla química y la introduzco en mi cuerpo, no solo afecta a aquel lugar donde tengo el problema, sino que afecta a muchas otras cosas a la vez. Son los llamados “efectos secundarios”. Pero, en realidad, estos efectos no son secundarios, sino directos. Según recientes estadísticas en EE.UU., ¡los fármacos matan allí a más de 300.000 personas cada año! Hay algo que no funciona en la ciencia médica. Hace algunas cosas bien, como la traumatología, pero está matando a mucha más gente de la que ayuda”.

Bruce Lipton agrega que “si miras dentro del átomo, hay electrones, protones, neutrones. ¿Y qué hay dentro? Energía. La ciencia más reciente indica que el cuerpo responde a la física cuántica, no a la newtoniania. La mente es energía. Cuando piensas transmites energía, y los pensamientos son más poderosos que la química. Esto, por supuesto, es muy inconveniente para las empresas farmacéuticas mundiales, porque si se aceptara este postulado no podrían vender sus productos. Las propias creencias se convierten en un campo energético, una transmisión, y esta se transforma en una señal que es capaz de cambiar el organismo. Por lo demás, así es como funcionaba la sanación antes del desarrollo de la medicina. La gente sanaba con los chamanes, con las manos… pero eso no puede vender y por eso la medicina y las empresas farmacéuticas no quieren ir por ese camino. Saben que el pensamiento positivo, el placebo, puede sanar, y también que el pensamiento negativo puede matar. Si el médico te dice que tienes cáncer, aunque no tengas cáncer, si lo crees, crearás la química que generará cáncer”.

El poder de la mente humana para la autocuración

El Dr. Lipton advirtió en un capítulo de su obra, eso sí, que vivir en un entorno sano no significaba necesariamente que podíamos curarnos de algunas enfermedades en forma automática. “No es tan fácil, porque la mente interpreta. Puede suceder que estemos en un entorno muy sano y que la mente lo lea como un entorno negativo o perjudicial. Entonces crea una química que hará a mi cuerpo enfermar. Y esto nos sirve para entender cómo funciona un placebo. Si cambio mi creencia y pienso que esto me va a sanar, si tomo una píldora porque creo que me va a traer salud, ésta supuestamente me mejora y me sana, pero la píldora podría ser de azúcar. Y la píldora en realidad no ha hecho nada, han sido mis creencias. Y a eso lo llamamos pensamientos positivos y efecto placebo”.

El biólogo molecular detalla que la mente humana actúa de manera muy particular, pues “si cierro los ojos, los abro y veo a alguien a quien amo, entonces mi cerebro segrega dopamina, oxitocina, etc. Lo puedo sentir en mi cuerpo, puedo sentir el amor, y esa química trae salud a las células. Por eso, quien se enamora se siente tan bien. Pero si abro los ojos y veo algo que me asusta, segrego hormonas del estrés, que frenan el crecimiento del cuerpo y apaga el sistema inmunitario. Por eso cuando estás bajo mucho estrés, te enfermas. Y debo decir que, si tomamos una muestra de sangre de cada persona, descubrimos que todos tenemos células cancerígenas. Las tenemos siempre, pero si está funcionando el sistema inmunitario, no pueden crecer, y, una vez que se apaga el sistema inmunitario, proliferan”.

El poder del subconsciente humano

Bruce Lipton afirma también en su libro que, en la mente, quien realmente tiene el poder es el subconsciente, y que la personalidad y la salud de los individuos se conforma como un «aprendizaje» en el vientre materno y en la niñez hasta aproximadamente los seis años. “El subconsciente es millones de veces más poderoso y más importante que la mente consciente. Utilizamos el subconsciente el 95 por ciento del tiempo, pero no lo podemos controlar. Lo puedes reprogramar. La información del subconsciente se recibe en los primeros seis años de vida. Eso que aprendiste en esos años se convierte en el conocimiento fundamental de tu vida. Por tanto, hay muchos estudios que demuestran que las enfermedades que tenemos de adultos, como el cáncer, tienen que ver con la programación y el entorno que vivimos en los primeros seis años de vida. Es decir, los niños absorben también sus enfermedades o sus actitudes negativas, y así se “programa” su subconsciente. ¡Qué gran responsabilidad para los padres! Está demostrado que si un niño adoptado vive en su familia casos de cáncer, en su madurez puede padecer cáncer, aunque su genética sea diferente. Si te enseñaron a maltratar tu cuerpo con mala información, destruirás el vehículo de tu cuerpo, cuyo conductor es la mente. El futuro es una mejor educación para los niños, incluso en la etapa prenatal.”

Energía vital que se transfiere

El doctor Bruce Lipton, al contrario que otros colegas de su especialidad, también sostiene que la energía vital de un ser humano no necesariamente muere con la muerte física, dando pie a fenómenos como la reencarnación. “Para explicar esto de forma gráfica, diría que el cuerpo es como un televisor: mis antenas captan y reproducen un programa televisivo de Bruce. Esos receptores recogen esa transmisión. Si estoy viendo la tele y se estropea el tubo de la imagen, ha muerto el televisor, pero sigue la transmisión. Pero si otro ser tiene los mismos receptores que tienes tú, volverás a estar trasmitiendo lo mismo, pero en otro cuerpo. Esto explica la reencarnación y quiere decir que el cuerpo puede ir y venir, pero la transmisión siempre está ahí. Nunca había creído en el espíritu, pero cuando comprobé esto en la célula me cambió la vida entera. La pregunta que me planteé es: ¿por qué esa duplicidad? ¿Por qué tenemos un espíritu y un cuerpo? Y la respuesta vino de mis células: si sólo existiera el espíritu, ¿Cómo sé a qué sabe el chocolate? Y sí sólo tengo una parte física y no una parte espiritual, ¿Cómo puedo experimentar y emocionarme con una puesta de sol? ¿Y cómo voy a sentir cuando estoy enamorado? La lección más importante de todo esto es que estar vivo es un regalo, y que hay que experimentar alegría por todo lo que podemos sentir. Cuando hagamos eso, todo el mundo estará más sano”.

Articulo de Hector Fuentes

http://www.guioteca.com/fenomenos-paranormales/la-revolucionaria-teoria-de-bruce-lipton-cientifico-afirma-que-pensamientos-curan-mas-que-los-remedios/

anabel

La Pascualita, leyenda mexicana.

Posted on Actualizado enn

image

Mexico es un pais lleno de leyendas y una de las leyendas más extraordinarias tiene lugar en una tienda de vestidos de novia en Chihuahua, donde desde hace décadas un maniquí del aparador es objeto de múltiples relatos de corte sobrenatural.

Le llaman “La Pascualita”, y basta con mirarla un rato para descubrir que sus rasgos y detalles son escalofriantemente reales: La expresión de sus ojos, las líneas de sus manos y forma de las uñas, el pelo insertado en su cuero cabelludo, o su tez de apariencia humana son algunos de estos elementos desconcertantes que le han dado fama a este enigmático maniquí.

image

image

La historia se remonta al 25 de marzo de 1930, fecha en la que Pascualita Esparza Perales de Pérez, dueña de la tienda de vestidos “La Popular”, colocó en el aparador un extraño maniquí que de inmediato llamó la atención de los clientes y los transeúntes debido a su belleza.

La señora Esparza la llamó “La Chonita”, pues decía que el maniquí le había llegado procedente de Francia un 8 de diciembre, día de la Inmaculada Concepción.

Por su porte y figura, “La Chonita” fue considerada por décadas La novia más bonita de Chihuahua y alrededor de ella comenzaron a tejerse varios mitos. El más escalofriante hace referencia a una hija de doña Pascualita Esparza que falleció el día de su boda después de ser picada por un alacrán que se había escondido en su tiara. Consternada, su mamá la embalsamó y la colocó como maniquí en el escaparate, para así tenerla siempre junto a ella.

image

Aunque este relato podría parecer fantasioso, lo cierto es que Doña Pascualita Esparza nunca desmintió el rumor. Tras su muerte en 1967, la tienda tuvo nuevos dueños pero el maniquí se mantuvo en el aparador, ante el beneplácito de la sociedad que ya se había acostumbrado a su presencia y dejó de llamarla “Chonita” para ahora ser nombrada popularmente como “La Pascualita”.

Actualmente la historia sigue viva. Por años se han acumulado relatos de quienes aseguran que la han visto moverse, llorar o cambiar su expresión. Su presencia a muchos les desconcierta pues se sienten seguidos por la mirada; de hecho, no son pocos quienes prefieren cambiarse a la acera de enfrente con tal de no pasar junto a ella.

image

Aún así, este maniquí también trae buena suerte, o eso piensan varias novias que acuden a la tienda en busca de un vestido para contraer nupcias e inmediatamente piden el que ese día trae La Pascualita. Según cuentan, varias generaciones han aplicado esta formula y han tenido suerte en sus matrimonios.

¿La Pascualita realmente es un cadáver embalsamado o solamente un maniquí perfectamente confeccionado?

http://www.sopitas.com/357147-la-leyenda-de-la-pascualita/?from=site

anabel

El psíquico Uri Geller

Posted on Actualizado enn

image

Uri Geller es un autodenominado psíquico quien afirma tener habilidades como la telequinesis y la telepatía, entre otras habilidades también consideradas paranormales. Obviamente no es la única persona que confiesa contar con estas extrañas habilidades, pero Gellers el exponente más famoso de este campo con más de 40 años de trayectoria exponiendo sus “habilidades” en varios medios de comunicación.

Uri Geller

Uri Geller comenzó si vida en Tel Aviv el 20 de diciembre de 1946 y su primer contacto con las actividades paranormales ya se remonta a sus 3 años de vida, tal como él cuenta. Geller afirma que con esta tan prematura edad un día se encontraba jugando en el patio de su casa y una luz enviada del cielo lo golpeó y lo tumbó contra el pasto. Minutos después entró a su casa y frente a su madre logró doblar una cuchara.

image

Ya en su madurez se hizo conocido por sus presentaciones en bares de su ciudad natal, las cuales no tardaron en catapultarlo al estrellato como una figura de lo paranormal. Entre los actos más conocidos de Uri Geller se encuentra: doblar cucharas, arreglar y descomponer relojes, descubrir dibujoslos cuales no puede ver y hastaencontrar agua subterránea.

Uri Geller predica que cuenta con estos poderes mentales pero obviamente mucha gente ha demostrado que todas sus trucos son fácilmente realizables con algunas habilidades de ilusionismo. Muchos magos e investigadores han ido a la caza de este psíquico y hasta él mismo ha demostrado fallar en varias ocasiones en las que sus poderes no lograron aparecer.

Telequinesis

La telequinesis es la capacidad de mover objetos a distancia sin la intervención de ningún otro objeto de por medio. La existencia de este fenómeno no está aceptada por la ciencia moderna.

La telequinesis está amparada por laparapsicología, una pseudociencia, que afirma que este tipo de fenómenos es causado por la energía que sale del cerebro humano y la cual hace mover los objetos. Esta energía es denominadafluido psíquico y se dice que ésta es capaz de alterar la materia.

En el caso de Uri Geller la capacidad de doblar cucharas y alterar relojes estaría asociada a este fenómeno el cual él presume controlar.

Telepatía

La telepatía es otro fenómeno que no es compartido por la comunidad científica como “real”, el mismo consiste en la transmisión de pensamientos o sentimientos de una persona a otra sin la utilización de ninguno de los cinco sentidos del cuerpo humano.

Seguramente muchos de ustedes hayan logrado tener un contacto telepático con un amigo o alguien con el cual están en contacto diariamente, pero esto no significa que tengan capacidades telepáticas ya que la utilización de los sentidos está siempre presente. Aquí hablamos de los gestos, las miradas, y por supuesto el contexto de las situaciones.

image

Para realmente predicar que se ha presenciado una actividad telepática se debe aislar los individuos de manera que estos no puedan hacer ningún tipo de conexión más allá que la mental. Algunos casos de telepatía suelen ser, como en el caso de Geller, la lectura de dibujos los cuales yo no puedo ver pero otros sí.

Científicamente se dice que el cerebro humano no genera tanta energía como para poder hacer una transmisión mental de sus pensamientos, sin embargo se habla que dentro de algunos años y gracias a la tecnología la transmisión de pensamientos sí va a poder ser posible, obviamente bajo la colaboración de artículos tecnológicos.

Existen cientos de estudios y cientos de exponentes de ambas teorías, unas que desmienten y otras que afirman la existencia de estos fenómenos. A pesar de esto, la realidad de los pocos estudios científicos realizados sobre el tema muestran que no existe mucho más que azar y casos separados sobre la existencia de estos fenómenos.

Fuente:
http://www.batanga.com/curiosidades/3604/ciencia-paranormal-uri-geller-y-los-poderes-mentales

anabel