Sediento (relato)

Posted on

image

Noche de Carnaval, máscaras, disfraces, mucha gente…Todas las calles estaban repletas y el, hambriento de sangre. Era el día perfecto para ir de caza. Su presa debia ser una joven virgen , todo estaba preparado.  Puñal en mano abandono su domicilio en busca de aquello que calmaria su sed.

Sus pasos lo llevarían a un callejón no muy transitado en el cual había una muchacha que parecía ir de regreso a casa. Se acerco a ella por detrás cogiéndola y echándola sobre sus hombros.  ¿El reto? Volver a lugar de partida sin llamar la atención.  La chica se revolvia y la gente comenzó a mirarlos y este comenzó a gritarle a la muchacha que no debía beber sin medida pues no se sabía controlar. Así consiguió llegar a casa , ponerla sobre un altar que había construido y atarla. Para luego cortar la yugular con su afilado puñal y beber su sangre . Después de esto comenzó a trocear su cuerpo , empezó por la cabeza y al llegar al tronco comenzó  desmembrandola para luego devorar sus órganos. Su sed se habia apaciguado pero Le había sabido a poco …tendría que volver a cazar.

Anabel Reyes. (Los Misterios de Anais)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s