RADIESTESIA Y PENDULOGIA

Posted on

La radiestesia y la pendulogia han sido prácticas frecuentes desde antaño. La radiestesia se usaba  tradicionalmente para la  búsqueda de aguas subterráneas , aunque parezca increible,  es una práctica que se lleva a cabo desde hace al menos 4500 años y hoy en día aún se sigue haciendo . Ampliamente practicada desde tiempos remotos, a falta de conocimiento geológico o de instrumental científico. Al que realiza estas prácticas se le llama zahorí y se sirve de péndulos y horquillas de distintos materiales para la adivinación, la búsqueda de personas, de objetos , del pronóstico de enfermedades y  busca de fuentes de recursos como por ejemplo pozos subterráneos.  Nunca se ha demostrado científicamente que la radioestesia funcione pero aún hoy en día cuenta con muchos adeptos.                                                     

Nuestro organismo es un receptor que capta las radiaciones emitidas por otros cuerpos y por las diversas formas de energía tanto sensoriales como ultrasensoriales o astrales, gracias a lo cual se producen fenómenos como la telepatía, premoniciones,… etc. Los científicos no creen en la existencia de estas energías porque no han podido experimentar con ellas en el laboratorio, de ahí que afirmen que la radiestesia se trate de una pseudociencia. Sin embargo los yoguis vienen experimentando con las energías ultrasensoriales desde la noche de los tiempos.

Los radioestesistas o también llamados zahories se basan en que los humanos  podemos sentir un tipo de  energía eléctrica y magnética que es  invisible para los ojos y manipular de manera subconsciente las varillas o los péndulos para reflejar esta información (a esto se le llama el efecto ideomotor) Podríamos definir  la palabra radiestesista como “sensitivo a las radiaciones” y para eso es en esencia para lo que sirve la Radiestesia: para detectar las distintas energías y radiaciones que emiten, lugares, personas y a veces objetos. El zahorí o radiestesista no “huele” el agua subterránea, simplemente en la vertical de la misma hay un cambio importante de la radiación emitida; es decir, la vibración del campo energético remitido por la Tierra es más bajo en ese lugar y esto es lo que se detecta.  

Las varillas pueden ser de madera o metal en forma de “Y” ó “L” , los péndulos pueden ser  de cuarzo, madera, diversos metales, hebreo, de karnak, esféricos, con punta, etc.En sus orígenes las  varillas de radiestesia estaban realizadas con madera de avellano, en estos tiempos es más frecuente  encontrarlas en distintos metales, aunque siempre se usan metales que sean especialmente buenos conductores de la energía.

Las varillas de radiestesia no tienen que tener una medida específica,  pueden tener cualquier medida, ser de cualquier material e incluir mangos o no. Ya depende de cada zahorí. Las varillas L suelen hacerse de cobre o latón, y tienen mangos de cobre o plástico en sus extremos más cortos, esto facilita que la varilla gire con libertad. Si cree  que la relación de ambos lados no es equilibrada, puede recortarlas fácilmente, dejese guiar por  su intuición, las varillas no son más que un indicador.

El péndulo es un objeto que cuelga de una cuerda o cadena. En radiestesia se utilizan los péndulos para amplificar la vibración que genera el impulso nervioso que proveniene del operador que hace una pregunta y recibe una respuesta que proviene de su subconsciente. El péndulo reconoce  tambien las vibraciones que emite el objeto de estudio ya sea un lugar, una persona, un objeto…

En la actualidad nos encontramos con un gran numero de péndulos que varían desde el mas simple hasta el mas sofisticado y de diferente material entre los cuales podemos encontrar péndulos de piedras preciosas, de madera, de metal e incluso con recipiente interior para alojar testigos, dependiendo del uso que vayamos a darle al péndulo podemos escoger uno u otro modelo. El zahorismo, tal y como se practica hoy en día parece haberse originado en Alemania durante el siglo XV para encontrar metales. Ya en 1518 Martín Lutero la citaba como una violación del primer mandamiento, al considerarlo un acto de brujería en su obra Decem praecepta. En la edición de 1550 de la Cosmographia de Sebastian Münster aparece un grabado de un zahorí con una varilla en Y en unas extracciones mineras. En 1556, Georgius Agricola realiza una detallada descripción del zahorismo para la búsqueda de metales.

En 1662, el jesuita Gaspar Schott afirmó que la práctica era una superstición, e incluso satánica, aunque posteriormente diría que no estaba seguro de que el diablo fuera siempre el que movía la varita.

El uso de varas o ramas para la localización ha sido un elemento popular de las creencias populares de principios del siglo XIX en Nueva Inglaterra. Los primeros líderes mormones, religión surgida en esa época, participaron de esas creencias. Así, Oliver Cowdery, escriba del Libro de Mormón y uno de los doce apóstoles de la Iglesia Mormona, usó una varilla para practicar la adivinación.

Antes de llamarse radioestesia fue conocida como rabdomancia, ésta  se usaba para detectar la existencia de vibraciones energéticas en el mundo exterior y debajo de la superficie terrestre. A quienes la practicaban se les llamaba rabdomantes o zahoríes, famosos por encontrar los sitios favorables para excavar pozos.

                                                      
El uso de la rabdomancia es  muy antiguo.  Desde la antigüedad, a la rabdomancia se le ha dado diferentes utilidades dependiendo de la cultura y de las circunstancias del momento, así por ejemplo los romanos la utilizaban para buscar aguas termales, también se usó como método de adivinación. En el Valle de los Reyes se han encontrado varillas y péndulos. En China  se han  hallado grabados que muestran al Emperador Yu, de la Dinastía Hsia, que gobernó entre 2205 y 2197 A.C., manejando varillas de dos ramas. En Babilonia, Etruria, Imperio Romano y Europa medieval , existen documentos que evidencian el uso de la radiestesia para la búsqueda de oro, agua y en “adivinación”.
                                             
El péndulo y las varillas estuvieron compitiendo hasta el año 1890  como instrumentos para la detección de radiaciones, pero, a partir de ese año, como resultado de la experimentación con numerosos pacientes, el rector de la Universidad de Saltzburgo instituyó oficialmente el uso del péndulo como instrumento de diagnóstico médico; desde entonces se redujo el empleo de las varillas.

En 1933 la Academia de Medicina de París organizó en Avignon un congreso al que se invitaron a todos los profesionales que venían investigando y trabajando con la rabdomancia, su finalidad era que cada cual aportara la información que permitiera entregar al mundo científico una herramienta certera para la aplicación de la rabdomancia. Con el reciente descubrimiento de las radiaciones, en aquel congreso se expuso que toda forma de vida así como cualquier cosa creada por el hombre, contiene vibraciones en correspondencia con una gama de colores, sonidos y un amplio espectro electromagnético, por lo que la vibración es una expresión de la vida en sus diferentes niveles y grados de densidad. Fue un ponente  Alexis Bouly quien propuso ante los congresistas cambiar el nombre de rabdomancia por la de radiestesia y fue  aprobado por unanimidad . Alexis Bouly fundó la Sociedad de Amigos de la Radiestesia.

En radiestesia se utilizan dos métodos para encontrar objetos y personas perdidas:

Directamente en el lugar donde se presume que está.
Mediante planos o mapas (según la amplitud de la búsqueda)
En todo caso, se debe tener clara la convención personal (tener bien establecida las respuestas de si y no) y se debe tener un testigo del objeto (una muestra o un objeto igual). Si el radiestesista no cuenta con un testigo puede visualizar el objeto.

Es importante, para que la respuesta fluya y se obtenga éxito a la hora de encontrar personas u objetos perdidos, que se esté relajado durante toda la búsqueda del objeto. Esto significa que si el operario se encuentra preocupado por el objeto perdido puede cometer errores.

Como encontrar objetos y personas perdidas a través de mapas

La otra forma de buscar objetos o personas perdidas es mediante el uso de mapas, planos …donde puede estar extraviado dicho objeto. Se puede dividir el espacio en cuadrantes. Luego, al detenerse en cada cuadrante se pregunta 

¿El objeto o persona perdida se encuentra aquí en este cuadrante?

Es recomendable usar un testigo para la búsqueda de personas , cuando digo testigo no me refiero a alguien que aporte datos sino a un objeto muy personal de la persona. Puede ser una foto, un mechón de pelos, una bufanda, su barra de labios favorita…Para la búsqueda de personas suelen utilizar un péndulo con un hueco para meter un trozo del objeto de esa persona.
                                                    
Todos poseemos  en mayor o menor grado la habilidad  necesaria para practicar  la radiestesia, para desarrollarla adecuadamente  es necesario dedicar el tiempo suficiente para su aprendizaje, prestar mucha atencion a lo que percibimos y tener voluntad y constancia  para practicarla.

image

https://es.m.wikipedia.org/wiki/Radiestesia
http://es.m.wikihow.com/usar-la-radiestesia-o-varillas-adivinadoras

Anabel Reyes. (Los Misterios de Anais)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s