Leyenda del Rey Artaban , el desconocido de los Magos de Oriente.  

Posted on Actualizado enn

Cuenta una bonita leyenda que una vez hubo sido  vista la estrella en cielo por los Reyes Magos, se acordó crear una comitiva real para rendir honores al niño recién nacido en Belén de Judea.  Cada Rey saldría de su castillo con sus presentes , montados en un camello  y acompañados de sus pajes reales . En un punto en concreto se reunirian para emprender el camino juntos , no había mejor forma de rendir honores al hijo de Dios hecho carne que aparecer los cuatro a postrarse a sus pies y ofrendarle sus tesoros.  

Los cuatro Reyes llevarían un obsequio diferente ( si, habéis leído bien , 4) Melchor oro, Gaspar incienso , Baltasar mirra y Artaban que llevaba un diamante , jade  y un rubí . Melchor, Gaspar y Baltasar llegaron al punto de encuentro y viendo que Artaban no llegaba emprendieron la marcha, desconocedores de lo que le habia sucedido por el camino.

Artaban había salido de su palacio con sus tres piedras preciosas y montado en un burro , a diferencia de los otros tres monarcas destino a Borsipa , que era el lugar de encuentro.  Pero por el camino se encontró con un anciano malherido que con suerte había salvado su vida después de que unos bandidos le atacaran. Artaban se bajo de su caballo y con sus manos lavo y  curó sus heridas. Antes de irse , apenado por el pobre viejo , le ofreció el diamante para que pudiera empezar su vida de nuevo ya que le habían despojado de todo cuanto tenía. Emprendió la marcha más ligero de equipaje. 

Al llegar y ver los altos muros de la cuidad se sintió aliviado pero esto no duró mucho , pues pronto se daría cuenta de que sus compañeros habían partido sin el. Decidió no rendirse y proseguir su camino en solitario, tenía que rendir pleitesia al niño divino y montado en su burro,  emprendió su camino para llegar a Belén.  No se sabe cuanto tardo en llegar, tenía que parar por el camino y el burro no era tan veloz como los camellos ni tenía tanta resistencia, tenía que parar a beber y a descansar . Así que con mucho esfuerzo , llegó a Belén. 

Su sorpresa no fue nada grata. La ciudad estaba revuelta, el niño no estaba en el pesebre , los reyes tampoco y para colmo estaban sacrificando a los niños menores de dos años . Herodes habia dado aquella orden a sus tropas al ver qye los tres Magos de Oriente no habian vuelto y el llamado Mesias pudiera en añgun momento arrebatarle el trono. Se topo de frente con un soldado de Herodes que agarraba sin reparos a un bebé por la garganta mientras en la otra mano tenía una espada para segar su vida. Artaban , entristecido y muerto de dolor ofreció un jade al soldado a cambio de la vida del pequeño. Este acepto sin pensarlo si quiera pero llego a los oídos de las autoridades y Artaban fue encarcelado durante treinta años por esto en el palacio de Jerusalén.  

Treinta años de reclusión, de soledad…hasta que una mañana se le notificó que había sido indultado y que al fin era libre. Por aquellos entonces Jesus de Nazaret ya había empezado a predicar y comenzaba a ser conocido en el pueblo.  Artaban se entero de sus hazañas y se dio cuenta que hablaban del niño que años atras tenía que haber adorarado en el pesebre, el niño de Dios . Así que comenzó a seguirlo , en esos dias se acababa de proclamar su sentencia a morir en la cruz en el monte Golgota. 

Hacia allí se dirigía para honrarlo , aunque fuera en sus últimos momentos tenis que rendir sus respetos  , pero vio como en el camino un mercader subastaba a una mujer. Su gran corazón no lo dejaba avanzar sin ayudar a la joven así que aunque tenia prisa , se detuvo a negociar con el mercader. Le entregó el rubí  a cambio de la libertad de la joven y a ella le entregó su burro para que se alejara de ahí.  El rey más rico de los 4 se había quedado sin nada que ofrecer al Mesías. 

En ese momento el día se volvió  noche , la tierra tiemblo , se levanto un viento atroz… Jesús acababa de morir en la cruz. La tierra y el cielo lloraban su pérdida  y el pobre Rey Artaban fue malherido por una piedra que le golpeó en la cabeza , haciéndole caer inconsciente en el suelo. Las fuerzas le comenzaron a faltar, empezaba a sentir que la vida abandonaba su cuerpo, entonces apareció ante el una imagen que le dijo :

“Artaban , cuando tuve hambre me diste de comer, cuando tuve sed me diste de beber.  Me encontraste desnudo y me vestiste, estuve enfermo y me curaste, cuando me hicieron prisionero tú me liberaste”.

Artaban lo miraba fijamente , el golpe en la cabeza lo había dejado muy desorientado y malherido. Apenas tenía fuerzas para hablar. Con mucho esfuerzo consiguió preguntar: “¿Cuando hice yo todas esas cosas?” A lo que Jesus le respondió: “Cuando hiciste todo eso por tus hermanos lo hiciste por mi” . No termino de oír el mensaje cuando exhalo el último aliento de vida.

 Cuenta la leyenda que justo después de esas palabras Jesus subió a los cielos en compañía del Rey Artaban concediéndole la gloria divina como recompensa a esos  años demostrando el amor por dios y por los más necesitados a costa de quedarse sin nada . 

Decir que esto es una leyenda, no se si Artaban existió alguna vez . Sabemos que se ha dicho que los Reyes podían ser 11, 7…asi que, porque no pudo existir  Artaban? A mi me gusta pensar que si, porque su historia,  su mensaje , resume perfectamente lo que es la navidad. Melchor, Gaspar y Baltasar se puede decir que son los Reyes materiales, Artaban es el Rey de los sentimientos. Amor, compasión, fe, caridad…Sentimientos que son realmente el motor de la navidad . Los tres Reyes de Oriente son los que traen los regalos tangibles, esa muñeca, ese perfume…El cuarto , el que nunca llegó nos trae sentimientos de amor , compasión, fe, caridad…renovados año tras año. No sólo para que les demos uso solo en las dos semanas que duran las fiestas , para que nos duren hasta la visita del año que viene , al igual que con el perfume… Asi que ya sabéis, cuando escribáis la carta a Sus Majestades de Oriente no olvidéis hacer un huequito para Artaban. No os traerá joyas, ni juguetes, pero os traerá buenos sentimientos y eso no hay quien lo compre.

Anabel Reyes 

Directora y presentadora del programa radiofonico Los Misterios de Anais .


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s