conciencia

El navío  ( Fabula de Esopo)

Posted on Actualizado enn

Se fue a pique un día un navío con todo y sus pasajeros, y un hombre, testigo del naufragio, decía que no eran correctas las decisiones de los dioses, puesto que, por castigar a un solo impío, habían condenado también a muchos otros inocentes.

Mientras seguía su discurso, sentado en un sitio plagado de hormigas, una de ellas lo mordió, y entonces, para vengarse, las aplastó a todas.

Se le apareció al momento Hermes, y golpeándole con su caduceo, le dijo:

-Aceptarás ahora que nosotros juzgamos a los hombres del mismo modo que tu juzgas a las hormigas.

Moraleja

Antes de juzgar el actuar ajeno, juzga el tuyo primero.

FÁBULA DE ESOPO.

La relajación y sus técnicas

Posted on Actualizado enn

image

La relajación, sin tensiones, es la pieza básica para que funcione correctamente el motor de nuestra memoria, es la que engrasa a todas las piezas y permite que fluyan de forma natural. La relajación es un concepto ampliamente utilizado en el mundo occidental y practicado en el oriental desde tiempos inmemorables. Implica la distensión muscular y psíquica con un descenso de la tensión generada por el trabajo y el esfuerzo muscular, que facilita la recuperación de la calma, equilibrio mental y la paz interior. Es el descenso paulatino de la acción muscular y la tranquilidad psíquica que genera un estado de bienestar, de salud. 

Somos nosotros mismos nuestros principales detractores. El cuerpo, en su constante trabajo por mantenernos equilibrados, reacciona contrarrestando los excesos de actividad física continuada y la fatiga mental. Nos mantiene inmersos entonces es un pre-estado de tensión interna, que provoca numerosos cambios en nuestras funciones vitales y genera un estado general de alteración físico-psicológico, del que apenas somos conscientes hasta no encontrarnos en situaciones límites. 

Técnicas de relajación.

 Numerosos autores han descrito técnicas muy válidas para inducir de forma autodidacta estados de relajación física. Se destacan los métodos de Jacobson, Shultz, y la sofrología. Sobre todos estos, y muchos más, podemos encontrar libros que nos ayuden a conocer su metodología. Debemos ser conscientes del trabajo que supone la iniciación en estas técnicas, así como la práctica continuada y la capacidad de modular todas las esferas relacionadas con las situaciones que nos provocan llegar a estados de tensión muscular física y psicológica. En determinados casos, será muy útil la intervención de un terapeuta para que nos guíe en este proceso de conversión dentro de nosotros mismos. 

image

Iniciación: 
Basándonos en la idea del Dr. Lowen que nuestros músculos son el armazón de nuestra mente, la relajación muscular sería lo primero a trabajar cuando el estrés nos hace víctimas de nosotros mismos. Técnicas como el Yoga o el Tai-chi, que se valen de posturas físicas, el control de la respiración y la meditación, se convierten en métodos eficaces para mitigar la ansiedad, eliminar elestrés, y tratar dolores musculares o eliminar malos hábitos. Nos ayudaran a reequilibrar nuestro cuerpo físico, emocional y mental. Por otra parte, podemos probar, relacionado con lo comentado con la respiración, la relajación-distensión muscular. Se trata de poner en tensión la musculatura de forma segmentaría durante unos segundos y notar su relajación posterior. Iniciaríamos una secuencia ordenada comenzando desde los pies, pantorrillas, muslos, zona lumbar, abdomen, pecho, brazos, cuello y cara. De forma muy sencilla el Dr. Eugeni Herrero Lozano nos propone un método en el libro “Entrenamiento en relajación creativa”. 

Respiración:

Definición. La respiración completa es la mejor herramienta a nuestro alcance para normalizar los estados de nerviosismo, irritabilidad y ansiedad provocados por factores exógenos (como el trabajo, los estudios, malos hábitos, etc.), y disminuir la tensión muscular y la fatiga. Identificar estas situaciones nos permitirá actuar sobre ellas de la manera más natural que existe: respirando.

Los estados de nerviosismo o ansiedad, frecuentemente se asocian a respiración superficial  y dolores musculares. Al no oxigenarnos suficiente, nuestro cuerpo demanda aire, y podemos sorprendernos suspirando o bostezando varias veces al día. Para invertir este síntoma y beneficiarnos de modo terapéutico, tomaremos conciencia de nuestro medio interno a través de suspiros voluntarios, que liberan nuestra tensión interior, provocando una espiración forzada que nos aporta sensación e bienestar y relajación. 

El trabajo respiratorio: 

La respiración implica a todo el cuerpo y a todos los músculos, pero el diafragma es el músculo respiratorio más importante. Separa el tórax del abdomen y permite, a través de la respiración, la oxigenación de nuestro cuerpo. No poder verlo ni tocarlo directamente, hace que nos olvidemos de su capacidad de movimiento y no lo hagamos trabajar de forma completa. Al inspirar se contrae y desciende, permitiendo que los pulmones se llenen de aire, y en consecuencia el abdomen se distienda hacia fuera. En la espiración, el vientre se mete hacia dentro y la relajación del diafragma que sube, provoca la contracción pulmonar y la expulsión del aire al exterior. Palpar nuestro tórax y abdomen mientras respiramos nos permitirá sentir este movimiento respiratorio. Esta es la respiración “natural” y completa. El aprendizaje es sencillo y los resultados inmediatos si prestamos toda nuestra atención a conectar con nuestro ritmo vital. Combinar respiración y relajación requiere una predisposición a un trabajo lento en el tiempo pero con resultado seguro. 

Iniciación a la prática: 
• Para concentrarnos totalmente nos colocaremos con la espalda apoyada en el suelo, rodillas dobladas y separadas unos 20 cm. 
• Toda la columna debe estar en contacto con el suelo. No debemos notar signos de tensión en el cuerpo. 
• Colocaremos una mano sobre el tórax y otra sobre la parte baja del abdomen. 
• Realizaremos unos suspiros voluntarios para predisponernos a un estado de relajación y concentración. 
• Tomamos aire por la nariz y lo dirigimos a la parte más baja del tórax, notando como se separan las últimas costillas y se hincha el abdomen. Retenemos el aire 3 segundos, y comenzamos a soltarlo por la boca con los labios levemente cerrados, como si sopláramos suavemente. 
• Repetimos, a nuestro ritmo y con tranquilidad, varios ciclos respiratorios durante un tiempo de unos 5-10 minutos. Si notamos sensación de ahogo o mareo, hay que adecuar la frecuencia respiratoria. Observar la propia respiración, sentir el propio ritmo e intervenir en ello, constituye el camino obligado para aliviar el estrés y tensiones, cambiar el humor, concentrarse mejor, dormir más y reducir la incidencia de las enfermedades y malos hábitos. herramienta muy importante para conseguir tranquilidad y quietud, dotándonos de estrategias para enfrentarnos a diversas situaciones de la vida cotidiana.

 

La práctica de las técnicas de relajación va a ayudarnos a disminuir los pensamientos que nos producen ansiedad y nos llevarán a un estado de calma y paz. Nos permiten dejar de lado las preocupaciones cotidianas, y la mente puede explorar y liberar los pensamientos. Es un tiempo que podemos dedicar a nosotros mismos y a nuestros sentimientos.

La relajación favorece un funcionamiento cerebral (ondas alfa y theta) similar al sueño y aumenta la capacidad de concentración y creatividad. También se favorece la visualización e imaginación.

Otros beneficios psíquicos de la relajación son la reducción de la agresividad, una mayor seguridad en uno mismo y mejor control emocional. También es útil para el desarrollo mental de adolescentes estudiantes y nos ayuda a prepararnos para enfrentarnos a situaciones conflictivas.

A nivel físico la relajación y la respiración afectan beneficiosamente a todos los aparatos del organismo. Libera las tensiones y contracturas musculares que pueden producir fatiga, dolores o calambres, evitando también el consumo excesivo de energía.

En cuanto al aparato circulatorio, la relajación de la musculatura que rodea los vasos sanguíneos, permiten mayor dilatación y un mejor aflujo de sangre a todo el cuerpo. El corazón puede bombear a menor presión y se reducirán el número de pulsaciones y la tensión arterial.

En el aparato respiratorio mejorará la ventilación general al aumentar la capacidad pulmonar por la relajación de la musculatura que rodea los pulmones. También podrá entrar más aire a los alvéolos al relajarse la musculatura del árbol bronquial.

En el aparato digestivo, la relajación de la musculatura digestiva proporciona una sedación natural opuesta a las disfunciones y espasmos, al tiempo que mejora la digestión.

El aparato urológico, al igual que el digestivo, se verá beneficiado al mejorar los espasmos generadores de cólicos y disurias.
 

¿Para qué sirven las técnicas de relajación?

El objetivo de las técnicas de relajación es prepararnos para que seamos capaces de controlar nuestra activación fisiológica. El control de la activación nos facilitará el enfrentamiento a situaciones que nos provocan estrés o ansiedad.

A continuación puedes encontrar una descripción de las principales aplicaciones de estas técnicas.

Población general:

• Estados de tensión o preocupación cotidiana relativamente frecuentes.

• Estados de ligero abatimiento o fatiga.

Trastornos de ansiedad:

• Trastorno de pánico con o sin agorafobia: La práctica de los ejercicios de relajación va a permitir a personas con este problema controlar los síntomas fisiológicos característicos de este trastorno. Entre estos están los temblores, palpitaciones, sudoración, sensación de ahogo, opresión en el pecho, todos ellos causados por un exceso de tensión o una respiración inadecuada. 

• Fobia social: Al igual que en el trastorno de pánico, en la fobia social también aparecen síntomas fisiológicos, sobretodo en situaciones sociales, en las que la persona se siente especialmente tensa. Con la práctica de estas técnicas estos síntomas podrán controlarse en este tipo de situaciones. 

• Fobias específicas: En este trastorno aparecen grandes reacciones de miedo, similares a una crisis de pánico, ante objetos o situaciones que objetivamente no son peligrosas. Con los ejercicios relajación será posible controlar los síntomas que aparecen ante estos objetos. Como decíamos antes, entre estos síntomas se encuentran los temblores, palpitaciones, sudoración, sensación de ahogo, opresión en el pecho…

• Trastorno obsesivo-compulsivo: Este trastorno se caracteriza por la presencia de pensamientos obsesivos que la persona no puede evitar, y comportamientos rituales que se realizan para evitar posibles desgracias futuras. Este problema provoca gran inquietud, irritabilidad y tensión muscular que provocan gran malestar a la persona. Estas molestias pueden reducirse con los ejercicios de relajación y respiración.

• Trastorno por estrés postraumático: Suele aparecer cuando la persona ha presenciado o sufrido un acontecimiento en el que su vida o integridad física han peligrado. Se caracteriza por dificultades para conciliar y mantener el sueño, sobresaltos y tensión e inquietud continuos. La práctica de la relajación se muestra beneficiosa para reducir esta sintomatología.

• Trastorno de ansiedad generalizada: Las personas con este problema se encuentran en un estado constante de ansiedad flotante, inquietud y preocupación por diversos temas, relacionados con todo lo que les rodea: familia, trabajo, sociedad, etc. Los ejercicios de relajación reducen la inquietud, la fatigabilidad, la irritabilidad, las tensiones y las alteraciones del sueño.
 

Trastornos del sueño:

• Insomnio y parasomnias: Tanto los problemas para conciliar o mantener el sueño, como las pesadillas, sonambulismo, o terrores nocturnos, suelen tener un importante componente ansioso. Los ejercicios de relajación posibilitan que la persona disminuya sus niveles de tensión y ansiedad, y con ellos las dificultades para dormir.

Trastornos sexuales:

• Eyaculación precoz y disfunción eréctil: Los hombres que padecen este tipo de trastornos suelen presentar altos niveles de ansiedad, tanto en relación con su vida cotidiana, como en lo relacionado con las prácticas sexuales. Presentan lo que se conoce como ansiedad de ejecución, que consiste en una preocupación excesiva acerca de sus habilidades sexuales. La práctica de la relajación ayuda a mantener bajo control la ansiedad y facilitar, por tanto, que la relación sexual no se vea deteriorada por los efectos directos de la ansiedad: eyaculación prematura o dificultad para lograr la erección.

• Vaginismo: Este problema consiste en la incapacidad que presentan algunas mujeres para relajar las paredes de la vagina, impidiendo la penetración del pene. Los estados de ansiedad ante la penetración pueden reducirse mediante la práctica de la relajación, facilitando la resolución de este problema.

Trastornos del control de los impulsos:

El juego patológico y las explosiones de ira están relacionadas con la dificultad para controlar los niveles de activación fisiológica. Con la práctica de los ejercicios de relajación se disminuye la tensión fisiológica y se facilita el control de esos comportamientos.

Tratamientos de desintoxicación:

Las toxicomanías son problemas complejos y requieren un abordaje amplio para su resolución. Entre las diversas técnicas que deben aprender estos pacientes, los ejercicios de relajación aportan el control de los síntomas corporales más allá de la desintoxicación. En la deshabituación del consumo de tabaco, el aprendizaje de las técnicas de relajación aporta una mayor capacidad de control de los estados de ansiedad y nerviosismo, que tan fácilmente provocan la recaída en el consumo de tabaco.

Otros problemas de salud:

La práctica de la relajación ha demostrado producir grandes beneficios para la salud. Estos ejercicios pueden producir mejorías significativas en afecciones como las que siguen:

• Hipertensión: Los factores psicológicos, como el estrés y la ansiedad tienen una gran importancia en la aparición y mantenimiento de la hipertensión. De ahí que la práctica de la relajación sea muy beneficiosa en su control y tratamiento.

• Dolor crónico: La relajación está indicada para el tratamiento de prácticamente todos los trastornos por dolor. Ejerce un efecto directo para disminuir la tensión muscular, lo que a su vez hace que disminuya el dolor. También puede reducir la ansiedad que se asocia al dolor, y que hace que la percepción de las molestias sea mayor. La concentración en sensaciones agradables va a permitir que la persona se descentre de la percepción del dolor.

• Dismenorrea funcional: La relajación es recomendable para reducir síntomas frecuentes de esta disfunción como los espasmos en el abdomen.

• Lumbalgias: Con la relajación se produce una reducción de la intensidad y frecuencia de los dolores en la zona lumbar.

• Cefaleas: Los dolores de cabeza de tipo tensional son muy frecuentes y están directamente conectados con la cronificación de espasmos musculares en la frente o en la nuca. La práctica cotidiana de la relajación alivia esos espasmos y los dolores que generan, impidiendo la aparición de nuevos episodios de dolor de cabeza.

• Asma: La activación emocional puede agravar las crisis asmáticas. El control de dicha activación se facilita con la práctica de las técnicas de relajación.

• Preparación a la hospitalización y cirugía: Los estados de ansiedad prequirúrgica predicen un peor postoperatorio. Del mismo modo, la aplicación de técnicas de relajación antes de la operación favorece un mejor estado tras la operación.

• Embarazo y preparación al parto:
 El parto es un acontecimiento feliz en muchos casos, sin embargo se ha asociado con un dolor incontrolable y son muchas las mujeres que experimentan ciertos estados ansiosos previos al parto. El aprendizaje de técnicas de relajación es beneficioso para el alivio de los estados de ansiedad durante el embarazo (donde no es recomendable tomar fármacos para proteger al bebé). También es beneficioso saber relajarse en los momentos previos al parto y durante el parto para aliviar los dolores propios del parto. Finalmente, tras el parto, saber relajarse de un modo tan natural como la práctica de la relajación nos permite prevenir el uso de fármacos para el control de la ansiedad, prolongando de este modo la lactancia natural.

http://www.tusnuevoshorizontes.com/beneficios_de_relajacion.htm

http://www.podium.es/podium/relres.htm

La Torre de los Cedros , por un mundo más sostenible.

Posted on Actualizado enn

image

Cuando nombramos la palabra rascacielos se nos viene a la mente la imagen de un monstruoso edificio, de dimensiones gigantescas y que como su propio nombre indica toca el cielo; a pesar de ser edificios admirados por todos los que tengan la suerte de contemplarlos dadas sus dimensiones y la arquitectura propia en sí que en algunos casos es majestuosa, también son ampliamente criticados por estropear , en algunas ocasiones el paisaje urbano.

Desde hace algunos años, las innovaciones dentro de la arquitectura se basan ya sea en crear la estructura más alta, o más delgada, o más futurista, pocos son los que desarrollan en base auna armonía entre el medio ambiente y la sociedad, aunque se podría creer que los llamados “rascacielos inteligentes” podrían aportar un valor adicional, esto debido a sus bajas emisiones contaminantes, pero la realidad es que aún estamos lejos de crear un rascacielos que de verdad aporte beneficios ambientales dentro de la superficie que ocupa.

Por fortuna han empezado ha surgir proyectos que buscan precisamente ofrecer un bienestar al ecosistema y no sólo al ser humano. El estudio de arquitectura italiano Stefano Boeri, ha sido el primero en crear edificios residenciales centrados en ofrecer espacios dedicados a la flora de la región, y en esta ocasión acaban de anunciar su nuevo proyecto, bautizado como “La Torre de los Cedros”.

El arquitecto italiano Stefano Boeri tiene una debilidad por las estructuras verdes innovadoras. Recientemente ha presentado al público su ambicioso proyecto. Un edificio residencial de una altura de 117 metros, que se construirá en Lausana, Suiza, dentro del distrito de Chavannes-près-Renens, y se trata de un rascacielos residencial . Adentro se ubicarán apartamentos, cada uno de tres o seis habitaciones , un gimnasio y oficinas. Este es el primero en el mundo que tendrá está estructura arquitectónica, cubierta de árboles de hoja perenne desde arriba hasta abajo.

image

La torre de 36 plantas llamada “La Tour des Cedres” (La Torre de los Cedros) dará hogar a más de 100 arboles, 6000 arbustos y 18000 plantas dispersas a lo largo de 3000 metros cuadrados de espacios verdes repartidas mayoritariamente en la fachada . En total, la cubierta verde tendrá cerca de tres mil metros cuadrados. Ella va a proteger a los ocupantes del viento, el polvo y el ruido de la ciudad y al mismo tiempo servir como decoración de la ciudad.

Antes de terminar quería decir que en la actualidad se encuentran dos rascacielos de similares características en Milán.

http://m.magnet.xataka.com/un-mundo-fascinante/117-metros-y-mas-de-100-arboles-conformaran-el-rascacielos-verde-mas-grande-del-mundo

http://genial.guru/admiracion-lugares/asi-lucira-el-primer-rascacielos-verde-80605/

Extranotix.blogspot.com

http://rolloid.net/2015/11/18/este-increible-rascacielos-verde-sera-el-primer-bosque-de-arboles-vertical-del-mundo/

http://genial.guru/admiracion-lugares/asi-lucira-el-primer-rascacielos-verde-80605/

Increíble historia, la de un hombre sin brazos

Posted on Actualizado enn

image

La historia de un hombre de China que no tiene brazos y que tiene que alimentar con una cuchara a su madre que está paralizada.

Chen Ksinin ha vivido sus 48 años una vida difícil. A los siete años, perdió sus manos como consecuencia de una descarga eléctrica, pero sin embargo, comenzó a trabajar en la granja familiar.

Su padre murió cuando el niño tenía 20, dejando a Chen con su madre enferma, que no tenía más remedio que cuidar de sí mismos. Cuando su madre empeoró de salud, las dificultades para Chen fueron en aumentó, alguien sugirió a Chen iniciar la mendicidad, y recibió su afilada respuesta: “no tengo las manos, pero tengo las piernas fuertes. Puedo ir yo mismo a trabajar para ganarme la vida “.

image

Después de perder las manos, Chen aprendió a cocinar, manejar la economía de la granja familiar. En 2014 el residente del suroeste de China dedica todo su tiempo en la granja y en el cuidado de su madre de 91 años de edad. Incluso  alimenta a la madre con una cuchara.  En invierno, es lo más difícil, porque Chen tiene muchas dificultades para ponerse los calcetines y con frecuencia sufría de congelación.

Su padre murió cuando Chen tenia 20 años y Chen tuvo que aprender a hacer todo con la ayuda de los pies, incluso cocinar.

image

Él tiene una cicatriz en la pierna, que se la hizo la primera vez que trató de usar un cuchillo con la ayuda sus piernas. Sin manos, Chen se ve obligado a usar todo el cuerpo para realizar las actividades diarias simples.

image

Desde entonces, su madre ha estado paralizada, no hay nadie que le ayude con las tareas del hogar. Por lo tanto, Chen se dedica a la agricultura en la finca y a cuidar a su madre en la casa.

image

Algunas de las cosas que él es capaz de hacer sin las manos, es simplemente increíble. Un día se le pidió que empezará a pedir limosna en vez de trabajar en la granja.
Él respondió: “No tengo las manos, pero  tengo las piernas fuertes. Puedo ir yo mismo a ganarme la vida “.

Extranotix.

anabel

Namaste

Posted on Actualizado enn

image

Podríamos decir con seguridad que todos nosotros sabemos lo que significa la palabra “Namasté”. Ahora bien, te invitamos a que hagas con nosotros la siguiente reflexión… Se puede decir que hoy en dia se practica la auténtica esencia de esta expresión?

Nos atreveríamos a decir que no, porque en realidad, la palabra Namasté va mucho más allá de ese simple saludo, de esa muestra de respeto, de reverencia para reconocernos o decir adiós. Este término engloba en sus letras sencillas y sonoras todo un universo de emociones, de sentimientos y principios universales.

Te doy las gracias y me reverencio ante ti

Hay muchas personas que al escuchar la palabra Namasté visualizan al instante una clase de yoga, como si solo estuviera adscrita a dicha práctica. En realidad, esta palabra que proviene del sánscrito se extiende como parte esencial de gran parte de la población de Asia del sur, y en especial, al Budismo.

No obstante, tanto si tus creencias son más religiosas que espirituales, o si no profesas creencia alguna y eres simplemente un gran curioso de las maravillosas culturas de este mundo, coincidirás con nosotros en que pocas palabras pueden llegar  ser tan universales y a vertebrar más nobles realidades que la palabra Namasté.

Es un acto en el cual reconocemos como persona a nuestros semejantes, celebramos su existencia y le damos las gracias por estar con nosotros, por formar parte de esta vida.A su vez, el sencillo acto de dar las gracias, no supone solo reconocer al otro, también me reconozco a mi mismocomo parte de ese intercambio de nobles deseos. Porque en realidad, todos formamos parte de un mismo TODO, somos una misma esencia con distintos corazones capaces de abrirnos a nosotros mismos y a los demás, para ofrecer amor y gratitud.Si yo ofrezco las gracias y me reverencio ante mi prójimo, le estoy mandandobuenos deseos, nobles sentimientos y el mejor de los respetos. Todo ello son emociones positivas, y es por tanto lo mismo que yo espero recibir. ¿De qué me sirve proyectar odios o rencores? ¿Por qué no dar las gracias si ello me hace la vida más fácil? No podemos olvidar que el odio, como el enfado nos hace prisioneros de nuestras propias emociones negativas.

El valor de reconocer a los demás

Pensemos por ejemplo en esos padres que no reconocen el esfuerzo de sus hijos por sentirse queridos, por captar su atención. O a esas parejas que no reconocen el amor de sus cónyuges, que no ven esas pequeñas cosas que día a día hacen por ellos. “Si yo no me siento reconocido/a no me veo como parte de tu vida, no me siento importante porque no percibo tu cariño, tu reconocimiento…” La esencia del Namasté.

Abre los ojos y reverencia a quienes tienes a tu alrededor. Da las gracias por como son, por lo que hacen por ti, agradece que formen parte de tu vida porque ellos también son parte de ti, son piezas indispensables del maravilloso puzzle de tu vida.

El poder de la humildad

Suele decirse que solo las personas de corazón humilde son agradecidas. Puede que te suene a etiqueta de manual de autoayuda, pero te instamos a que pienses un poco sobre ello. En nuestro día a día nos limitamos a dar las gracias cuando hacemos una compra, cuando nos ceden el asiento en el autobús, cuando un amigo nos hace ese favor…

¿Practicamos con ello la esencia del Namasté?

(Fuente: rincóndeltibet.com)
NAMASTÉ!!! – http://wp.me/p1mTfi-1kY

anabel

Siete hábitos de las personas crónicamente infelices

Posted on Actualizado enn

image

Estoy acostumbrada a dar consejos sobre la felicidad y esto es lo que tengo claro: hay siete cualidades que todas las personas crónicamente infelices comparten.

Según explica la investigadora Sonja Lyubomirsky de la Universidad de California a Psychology Today: “El 40% de nuestra capacidad para ser felices se encuentra en nuestro poder de cambio”.

Si esto es cierto (y lo es), aún hay esperanza. Hay miles de millones de personas en nuestro planeta, y muchas son realmente felices. El resto oscila entre la felicidad y la infelicidad dependiendo del día.

A lo largo de los años, he aprendido que hay ciertos rasgos y hábitos que caracterizan a las personas crónicamente infelices. Pero, antes de sumergirnos, aviso: todos tenemos malos días, e incluso semanas, en los que caemos en las siete casillas.

La diferencia entre una vida feliz e infeliz radica en la frecuencia y el tiempo que nos quedamos ahí.

Éstas son las siete cualidades de las personas crónicamente infelices.

1. Piensan por defecto que la vida es dura.

La gente feliz sabe que la vida puede ser dura y suelen enfrentarse a los momentos difíciles con una actitud de curiosidad en vez de victimismo. Se hacen responsables de haberse metido en un lío y se concentran en salir de ahí lo antes posible.

La perseverancia ante la resolución de problemas -en lugar de quejarse por las circunstancias- es un síntoma de una persona feliz. Las personas infelices se ven como víctimas de la vida y se atascan en la actitud de “mira lo que me ha pasado” en vez de buscar una salida al otro lado.

2. Creen que no se puede confiar en la mayoría de la gente.

No voy a discutir que el sano discernimiento es importante, pero la mayoría de las personas felices confían en sus compañeros. Creen en la bondad de la gente; no consideran que todo el mundo tiene intención de pillarlos. En general, la gente feliz se muestra abierta y simpática con las personas que conocen y desarrollan un sentido de comunidad a su alrededor.

Los infelices desconfían de la mayoría de personas que conocen y piensan que no se puede confiar en los desconocidos. Por desgracia, este comportamiento va cerrando poco a poco la puerta a cualquier conexión con el mundo más allá de su círculo interno e impide cualquier oportunidad de hacer nuevos amigos.

3. Se concentran en lo que va mal, no en lo que va bien.

Sin duda hay muchas cosas malas en este mundo, pero las personas infelices pasan por alto lo bueno y se centran en lo que va mal. Los puedes ver de lejos, quejándose y respondiendo “sí, pero…” a cualquier aspecto positivo de nuestro mundo.

La gente feliz es consciente de los problemas del mundo, pero equilibran su preocupación con el conocimiento de lo que va bien. Me gusta llamarlo “tener los dos ojos abiertos”. Los que no son felices tienden a cerrar un ojo ante lo bueno por miedo a distraerse de lo malo. La gente feliz mantiene la perspectiva. Saben que nuestro mundo tiene problemas, pero también dirigen su mirada hacia lo positivo.

4. Se comparan con otros por envidia.

Una persona infeliz piensa que la buena suerte de los demás les está robando la suya. Creen que no hay suficientes cosas buenas y siempre comparan lo suyo con lo de los demás. Esto lleva a los celos y al resentimiento.

Las personas felices saben que su buena suerte y sus circunstancias son simplemente signos de aquello a lo que pueden aspirar a conseguir. Los felices creen que poseen un plan de acción único que nadie puede duplicar ni robar. Creen en posibilidades ilimitadas y no se desaniman pensando que la buena suerte de alguien limita sus resultados en la vida.

5. Ansían controlar su vida.

Existe una diferencia entre el control y las ansias de conseguir nuestros objetivos. La gente feliz va dando pasos todos los días para lograr sus objetivos, pero se dan cuenta de que al final, pocas cosas se pueden controlar en lo que nos depara la vida.

Las personas infelices tienden a microgestionar sus esfuerzos por controlar todos los resultados y se derrumban cuando la vida les destroza su plan. La gente feliz también se concentra, pero tienen la capacidad de dejarse llevar y no desmoronarse cuando se llevan un chasco.

La clave es centrarse en los objetivos, pero dejar espacio para que ocurra lo peor sin derrumbarse. Hasta los mejores planes se desvían. Cuando algo sale mal, la gente feliz tiene un plan B: seguir la corriente.

6. Piensan en el futuro con miedo y preocupación.

La gente infeliz tiene la cabeza llena de pensamientos negativos y no da una oportunidad a lo que podría salir bien.

Las personas felices tienen una dosis saludable de delirio y se permiten soñar despiertos con lo que les gustaría que la vida les sorprendiera. Las personas infelices tienen la mente repleta de miedos y preocupaciones constantes.

La gente feliz experimenta miedo y preocupación, pero existe una gran diferencia entre sentirlo y vivirlo. Cuando el miedo llega al pensamiento de una persona feliz, ésta busca qué puede hacer para evitar que ocurra lo que le preocupa (de nuevo, la idea de responsabilidad). Si no está en su mano, se dan cuenta de que el miedo se está apoderando, y lo aparcan.

7. Siempre hablan de cotilleos y quejas.

A las personas infelices les gusta vivir en el pasado. Lo que les pasa, los problemas, son sus temas preferidos de conversación. Cuando se les acaban las cosas que decir, se pasan a hablar y cotillear sobre la vida de otras personas.

La gente feliz vive en el ahora y sueña con el futuro. Puedes sentir sus vibraciones positivas al entrar en una sala. Se emocionan cuando algo sale bien, agradecen lo que tienen y sueñan con lo que les pueda deparar la vida.

Obviamente, nadie es perfecto. Todos nadamos en las aguas de la negatividad de vez en cuando, pero lo importante es el tiempo que nos quedemos en ellas y lo rápido que intentemos salir de ahí. No consiste en hacer todo a la perfección: son los hábitos positivos de la vida diaria lo que diferencia a las personas felices de las infelices.

Anda, cáete, vuelve a levantarte y repítelo. La diferencia reside en levantarse.

Este post fue publicado originalmente en la edición estadounidense de The Huffington Post y ha sido traducido del inglés por Marina Velasco Serrano.

http://www.huffingtonpost.es/tamara-star/siete-habitos-de-las-personas_b_6213108.html?ncid=tweetlnkeshpmg00000001

anabel