estrellas

Rastreando a los asteroides marginados

Posted on Actualizado enn

image

Muy alto por encima del plano de nuestro Sistema Solar, cerca del abismo rico en asteroides entre Marte y Júpiter, los científicos han descubierto una familia única de rocas espaciales. Estas rarezas interplanetarias son los asteroides eufrósinas y en todos los aspectos han sido distantes, oscuros y misteriosos, hasta ahora.

Distribuidos por el límite exterior del cinturón de asteroides, las eufrósinas  tiene un camino orbital inusual muy por encima de la eclíptica, el ecuador del Sistema 
Solar. El asteroide del cual reciben su nombre, (31) Euphrosyne – por la antigua diosa griega Eufrósine – tiene 
unos 260 kilómetros de tamaño y es uno de los 10 asteroides mayores del cinturón principal. La Eufrósine de hoy en día se piensa que es un resto de una gran colisión que tuvo lugar hace unos 700 millones de años que formó la familia de asteroides más pequeños que lleva su nombre. 

Los científicos piensan que este episodio fue una de las últimas grandes colisiones que se produjeron en nuestro Sistema Solar.

Los NEOs (Near-Earth Object, objetos cercanos a la Tierra) son cuerpos cuyas órbitas alrededor del Sol se acercan a la 
órbita de la Tierra. Como resultado del nuevo estudio, los investigadores del JPL creen que las eufrósinas pueden ser el origen de algunos NEOs oscuros encontrados en órbitas largas y muy inclinadas. Han descubierto que, por medio de interacciones gravitacionales con Saturno, los asteroides eufrósinas pueden convertirse en NEOs al cabo de millones de años.

“Las eufrósinas tiene una suave resonancia con la órbita de Saturno que desplaza lentamente estos objetos, acabando por convertir algunos de ellos en NEOs”, afirma Joseph Masiero, director del estudio. “Esta particular resonancia gravitacional tiende a empujar algunos de los fragmentos mayores de la familia de Eufrósine hacia el espacio cercano a la Tierra”.

http://www.jpl.nasa.gov/news/news.php?feature=4678&utm_source=iContact&utm_medium=email&utm_campaign=NASAJPL&utm_content=daily20150803-1

anabel

Leyenda de la mariposa y la estrella

Posted on Actualizado enn

image

Cuenta una leyenda que una joven mariposa –de cuerpo frágil y alma sensible- volaba cierta tarde jugando con el viento, cuando vió una estrella muy brillante, y se enamoró. Excitadísima, regresó inmediatamente a su casa, loca por contar a su madre que había descubierto lo que era el amor.
-¡Qué tontería! –fue la fría respuesta que escuchó-. Las estrellas no fueron hechas para que las mariposas pudieran volar a su alrededor. Búscate un poste, o una pantalla, y enamórate de algo así: para eso fuimos creadas. Decepcionada, la mariposa decidió simplemente ignorar el comentario de la madre, y se permitió volver a alegrarse con su descubrimiento: “¡Qué maravilla poder soñar!”, pensaba. 

La noche siguiente la estrella continuaba en el mismo lugar, y ella decidió que subiría hasta el cielo y volaría en torno de aquella luz radiante para demostrarle su amor. Fue muy difícil sobrepasar la altura a la cual estaba acostumbrada, pero consiguió subir algunos metros por encima de su nivel de vuelo normal. Pensó que si cada día progresaba un poquito, terminaría llegando hasta la estrella. Así que se armó de paciencia y comenzó a intentar vencer la distancia que la separaba de su amor. Esperaba con ansiedad la llegada de la noche, y cuando veía los primeros rayos de la estrella, agitaba ansiosamente sus alas en dirección al firmamento.

Su madre estaba cada vez más furiosa:
-Estoy muy decepcionada con mi hija –decía-. Todas sus hermanas, primas y sobrinas ya tienen lindas quemaduras en sus alas, provocadas por las lámparas. Sólo el calor de una lámpara es capaz de entusiasmar el corazón de una mariposa: debería dejar de lado estos sueños inútiles y conseguir un amor posible de alcanzar.
La joven mariposa, irritada porque nadie respetaba lo que sentía, decidió irse de la casa. Pero en el fondo –como, por otra parte, siempre sucede- quedó marcada por las palabras de su madre, y consideró que ella tenía razón. Así durante algún tiempo, intentó olvidar a la estrella y enamorarse de la luz de las pantallas de casas suntuosas, de las luces que mostraban los colores de cuadros magníficos, del fuego de las velas que quemaban en las más bellas catedrales del mundo. Pero su corazón no conseguía olvidar a la estrella y después de ver que la vida sin su verdadero amor no tenía sentido, resolvió reemprender su itinerario en dirección al cielo.

Noche tras noche intentaba volar lo más alto posible pero cuando la mañana llegaba, estaba con el cuerpo helado y el alma sumergida en la tristeza. Entretanto, a medida que se iba haciendo mayor, pasó a prestar atención a todo cuanto veía a su alrededor. Desde allá arriba podía vislumbrar las ciudades llenas de luces, donde probablemente sus primas, hermanas y sobrinas ya habían encontrado un amor. Veía las montañas heladas, los océanos con olas gigantescas, las nubes que cambiaban de forma a cada minuto. La mariposa comenzó a amar cada vez más a su estrella, porque era ella la que la impulsaba a conocer un mundo tan rico y hermoso.
Pasó mucho tiempo y un buen día ella decidió volver a su casa. Fue entonces que supo por los vecinos que su madre, sus hermanas, primas y sobrinas, y todas las mariposas que había conocido, ya habían muerto quemadas en las lámparas y en las llamas de las velas, destruidas por un amor que juzgaban fácil.

La mariposa, aun cuando jamás consiguió llegar hasta su estrella, vivió muchos años aún, descubriendo cada noche cosas diferentes e interesantes. Y comprendiendo que, a veces, los amores imposibles traen muchas más alegrías y beneficios que aquellos que están al alcance de nuestras manos.

Paulo Coelho

http://www.vidaemocional.com/index.php?var=11012701

anabel

Las lluvia de estrellas fugaces, significado y leyenda de las “lágrimas de San Lorenzo”.

Posted on Actualizado enn

image

Puede que estes una noche mirando al cielo y  en algún momento te sorprenda una luz  brillante pasando ante ti a una velocidad vertiginosa. A veces no nos da tiempo siquiera de avisar a quien nos acompañan porque cuando miren  gran velocidad. Popularmente se les llama estrellas fugaces.

Cuenta  la tradición, que las estrellas fugaces  son astros que cumplen deseos. Así, para garantizar que un anhelo se hiciera realidad bastaría con pedirlo en los segundos que duran sus trayectorias. La idea de otorgarles propiedades mágicas a los elementos desconocidos tiene su origen en la antigüedad y es la base de muchos de los mitos que conocemos actualmente. Sin embargo, difícilmente una estrella pueda ser responsable del destino de los seres humanos.

En realidad, esos cuerpos tan singulares no son tampoco estrellas. Oficialmente entran en la categoría de  meteoros , o sea, pedazos de roca y polvo que la gravedad de la Tierra atrae hacia nuestra atmósfera. La enorme velocidad del fenómeno provoca que dichos objetos se incendien al hacer contacto, lo que deja estelas luminosas en el firmamento. Es posible que un trozo alcance la superficie del planeta, en este caso se  habla de meteoritos.

Aunque pueden verse estrellas en cualquier época del año, hay un mayor nivel de ocurrencia durante las llamadas lluvias de meteoros las que tienen lugar cuando la Tierra pasa a través del sendero de polvo estelar que dejan los cometas a su paso. En dependencia de la constelación de la cual provengan estos, así se nombrarán las lluvias. Digamos: la Lluvia de meteoros Leónidas proviene de Leo.

image

Es bueno destacar que tal denominación no significa que los cometas pertenezcan a dichas constelaciones, sino que parecen venir desde esas direcciones y el hecho de nombrarlas de ese modo supondría una mejor orientación espacial para los científicos.

La superstición sobre las estrellas fugaces se trasmite de padres a hijos sin saber él porqué. Las estrellas siempre han generado admiración, se pensaba en las estrellas entidades con poderes divinos. Su luz, su brillo y su situación en el cielo, hizo que muchas personas las consideraran como ángeles.

Siguiendo esta asociación al pensar las estrellas fugaces son como ángeles, pedir un deseo a una estrella, sería como hacer una oración, elevar´una súplica que se desea sea escuchada por una entidad que asociamos con el cielo, la luz, algo con un matiz divino.

Además las  estrellas fugaces no son tan fáciles de ver, como puedes observar distintas estrellas en el firmamento. La creencia o superstición asocia el concepto de raras o poco frecuentes de ver a signo de buena suerte.

image

Son famosas la lluvia de  meteoros o lluvia de  estrellas, las Perseidas o Lágrimas de San Lorenzo que se pueden observar e en el Hemisferio Norte  entre el 16 de julio y el 24 de agosto en condiciones de poca contaminación lumínica.

Se llaman lágrimas de San Lorenzo porque en el año 258 este santo fue condenado a morir en una parrillasufriendo toda clase de dolor y torturas. Cuentan que en los días posteriores a su muerte por la noche se veían infinidad de estrellas que caían del cielo. Les llamaron lágrimas de San Lorenzo porque estaban convencidos que eran un recordatorio del dolor que había sufrido el santo.

San Lorenzo fue asado en una parrilla por orden del emperador Valerianodebido a un edicto que prohibía la práctica del cristianismo en Roma. Según cuentan, el santo, en su último hálito de vida gritó:

“Dadme la vuelta que por este lado ya estoy hecho”…

No existen datos concluyentes del lugar de nacimiento de San Lorenzo. Algunos historiadores lo sitúan en Huesca y otros en Valencia, aunque los padres del santo sí que eran valencianos.

Lorenzo fue nombrado diácono de Roma en el año 257. Su labor consistía en proteger todos los bienes culturales y patrimoniales que poseía la Iglesiaademás de atender a los pobres.Por eso, a San Lorenzo se le considera el primer archivero y bibliotecario de la Historia.

Cuando el emperador romano prohibió el cristianismo ordenó perseguir y matar a los cristianos. Así hizo con dos Papas, Esteban I y Sixto II, varios diáconos y obispos.

Cuentan que entre los tesoros que guardaba San Lorenzo se hallaba el Santo Grial. Valeriano, antes de ordenar su muerte, se lo reclamó. Debido a la persecución de los romanos, Lorenzo logró sacar la copa sagrada de Roma y enviarla a Huesca para que la escondieran sus familiares.

Ante la negativa del santo a entregar las propiedades de la Iglesia, el emperador romano ordenó que tuviera la muerte más horrible de todas: debían asarlo en la parrilla. Sus restos  fueron enterrados en Roma.

Siglos después, fue Fernando II el que ordenó construir San Lorenzo de El Escorial para conmemorar la victoria contra los franceses en la batalla de San Quintín, justamente el mismo día de San Lorenzo en el año 1557.

Quiso que esta construcción fuera un recordatorio al mártir tanto en su arquitectura como en la actividad a la que iba a estar destinada. Porque si tuviéramos la oportunidad de ver el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial desde el cielo podríamos observar que tiene forma de parrilla por sus torres y su planta baja.

image

Las lágrimas de San Lorenzo o Perseidas se pueden contemplar desde el día 29 de julio hasta el 17 de agosto.

http://curiosidades.batanga.com/2011/05/28/mito-y-realidad-de-las-estrellas-fugaces

http://curiosidades.batanga.com/2011/05/28/mito-y-realidad-de-las-estrellas-fugaces

anabel

LEYENDA DEL SOL Y LA LUNA.

Posted on

Imagen

Dicen que antes de que Dios los llamara para que tuvieran el poder de alumbrar nuestros días y nuestras noches ,el  Sol y la Luna se encontraron y vivieron un gran amor.

Un día Dios los llamo para que acudieran ante él y obedientes ambos se presentaron. Al sol le dijo que el seria el que iluminaria nuestros días desde Oriente hasta Occidente, que seria el encargado de hacer que con su luz nuestras flores florecieran y que sin su calor sería imposible la vida para los seres humanos. Le dio un titulo de nobleza, seria conocido por todos como el Astro Rey.

Del mismo modo hablo con la Luna y le dijo que ella seria la encargada de iluminar cada una de las noches, ya fueran calientes o frías y que encantaría a los enamorados ya que estos pasarían muchas noches contemplándola.

La Luna entristeció mucho a cuenta de esto, porque Dios los había condenado a vivir eternamente separados y nunca podrían vivir con plenitud su amor. 

Por esto el Sol fue en busca de Dios y le contó lo que le sucedía a la Luna y le dijo que buscara la forma para que la Luna no estuviera sola. Por eso creo Dios a las estrellas para que hicieran compañía a Luna en el gran cielo.

Desde entonces viven separados, añorando cada día poder estar el uno con el otro. Cada día el sol finge ser feliz mientras la luna vive escondida en sus tinieblas, recordando lo que fue y lo que no pudo ser.

Dios quería que la Luna siempre estuviera llena , en su máximo esplendor pero se olvido de que la Luna es una mujer como tal tiene sus fases.

Cuando miramos al cielo y vemos la Luna llena significa que ésta es feliz mientras que cuando esta menguante esta triste, tan triste que llega a desaparecer por completo volviendo a los pocos días a aparecer radiante de felicidad.

Muchos hombres han ido a la luna y han intentado bajarla pero es imposible  por mucho que lo intenten ella tiene que cumplir con su destino.

Por eso Dios decidió que ningún amor seria imposible, por eso creo los Eclipses, aunque no son tan frecuentes como el Sol y la Luna quisieran. Solo así pueden encontrarse y estar juntos aunque solo sea un ratito.

Por eso cuando hay un eclipse dicen que no podemos mirar al cielo directamente porque nos quedaríamos ciegos. Ciegos de ver el amor que desprenden cuando pueden encontrarse.

Ya sabéis, si la Luna y el Sol pueden amarse no hay amor imposible en esta vida solo hay que tener paciencia y ganas de amar.