infierno

Las entradas del infierno en la mitología

Posted on

image

El mundo ordinario, bajo la percepción mitológica y literaria, se encuentra en constante comunión con el infierno. Este lugar es parte de nuestra cotidianidad, muy pocos atraviesan el umbral pero son menos aún los que regresan. ¿Realmente existe un vínculo entre ambos mundos? La respuesta se hallaría en la aventura. Sólo aquellos que se han aventurado a lugares más inhóspitos y han logrado regresar, son considerados héroes, hombres de admiración, seres extra-terrenales, semidioses. El mito provoca que el mundo en el que habitamos adquiera significados más estrechos con la extrañeza, y por tanto, con el significado del eterno retorno: el misterio. La explicación de nuestros sueños o pesadillas se desarrolla dentro de este espacio mágico, donde la mente navega hacia su propio reconocimiento.

Gracias a varios mitos e historias contadas sobre los umbrales infernales, es que las rarezas geográficas, tales como los agujeros de Siberia, el agujero negro de Andros o el Sumidero del diablo, logren tener una explicación mitológica, no meramente supersticiosa, sino con base a la simbología que la mente humana ha creado a lo largo del tiempo.

Podríamos rastrear cuatro lugares y asimilarlos a ciertos mitos para logra hallar un vínculo más preciso entre la realidad y la alegoría del inframundo.

Empecemos con el famoso mito de Odiseo. Sabemos que es un navegante, que tras haber luchado diez años en Troya, el dios del ponto, Poseidón, que representa las pasiones humanas, decide extraviarlo en castigo por sus ofensas. Odiseo necesita regresar a Ítaca, pero lamentablemente su viaje se realizará por mar, donde Poseidón impera. Se ha dicho que Odiseo descendió al Hades a hablar con Tiresias, para que éste le revelara cuántos años seguiría navegando. Pero si el texto de Homero es leído con atención, nos percataremos que Odiseo nunca baja al inframundo, al contrario, sobre el nivel del mar, valiéndose de su nave, levanta a los muertos por medio de un rezo de invocación nigromática. Quizá la entrada al Hades del que habla Homero sea algo parecido al agujero azul de Dean, y en realidad Odiseo nunca descendió a la profundidad de la tierra, como se piensa a menudo, sino que sacó a los muertos y a Tiresias de ahí, del propio mar.

El poeta más famoso que, en apariencia, realizó un viaje al infierno, es Dante Alhigieri. En La divina comedia es más evidente la simbología moralista cristiana y grecorromana: por medio de un viaje el poeta experimenta el mundo metafísico, lo que yace oculto, el infierno, el purgatorio, el paraíso; planos en los que el espíritu está desarrollándose en constante unión con la imaginación y las potencias divinas. El infierno de Dante está conformado por nueve círculos, los cuales podemos figurar con las Minas de diamantes Mirny, donde los niveles o anillos forman una especie de descenso hacia el interior de la Tierra, tal y como La divina comedia lo ilustra.

Viaje al centro de la Tierra es otra obra en la que un hombre (ordinario) realiza un viaje, el que conecta a otro mundo, paralelo al nuestro. Aunque no es un lugar de tormento ni mucho menos, la narrativa de Julio Verne nos introduce al espacio de lo fantástico en el que abundan los mayores peligros, el calor más intenso, las profundidades del abismo. Después de pasar por estos lugares, los exploradores del relato logran llegar a un lugar paradisíaco, donde habitan reptiles extintos, playas vírgenes, plantas exótica. Según la descripción de Julio Verne, Otto Lidenbrock y su expedición se introdujeron en las fauces de un volcán, muy parecido al Snæfellsjökull, entrada hacia las fauces de su aventura.

En el antiguo México, también existió el mito sobre un laborioso viaje que realizó Quetzacoatl al mundo de los muertos (el Mictlan). Según la narración antigua, el tlamacazqui, hombre sabio, descendió a entrevistarse con Mictlantecuhtli para llevar el alimento para la nueva raza de seres humanos: el maíz. El señor de las profundidades le dio lo que requería no sin intentar engañarlo para apoderarse de Quetzalcoatl, éste logró evadir la trampa del señor de la muerte y emergió al mundo con los granos que han alimentado hasta entonces a la humanidad. Algo muy similar intentó hacer Huemac, el último tlatoani tolteca, que tras la ruina de Tula se introdujo a la cueva de Cincalco, actualmente ubicada en el cerro de Chapultepec, con el fin de hacer un pacto con Mictlantecuhtli para ser su servidor eterno. La antigua cueva de Cincalco es hoy un túnel que sirve como elevador de agua, suministro del Castillo.

Así, a través del mito del descenso y los agujeros terrestres más insólitos que hayan existido, la mente del ser humano logra confabular una realidad cercana y lejana a la vez, parte fundamental de su condición. No cabe duda que bajo la función mitológica y la magia natural del mundo que nos rodea, el ser humano se desplaza por los vértices de una imaginación palpable.

Fuente:
Por Ulisses Luján @coatlzulises

http://culturacolectiva.com/las-entradas-del-infierno-en-la-mitologia/

Las entradas al infierno.

Posted on Actualizado enn

image

Faltan carteles que digan: «Siga en esta dirección para llegar a las puertas del Infierno». Podría ser lo lógico, pero no cuando existen en la realidad. Al menos, es lo que ocurre cuando se quiere llegar a la entrada al averno más espectacular que pueda encontrarse sobre la Tierra. Porque el pozo de Darvaza se ha ganado el apelativo por méritos propios: se trata de un cráter en llamas en medio de un desierto. Un «hoyo» de 69 metros de ancho y 30 de profundidad que arde, sin interrupción, desde hace más de 40 años en Turkmenistán.

image

El origen de este fenómeno sigue sin estar muy claro. La historia dice que fueron geólogos soviéticos, quienes recorrían el desierto en busca de gas, los que acabaron prendiéndole fuego al pozo. Su intención habría sido quemar las emisiones tóxicas después de que el suelo debajo de una plataforma de perforación cediera. Aquello fue en 1971 y aún hoy las llamas siguen vivas en el suelo y las paredes del cráter. Puede que lo que no calcularan los geólogos es que Turkmenistán contiene la sexta mayor reserva mundial de gas natural.

«La primera vez que ves el cráter parece algo salido de una película de ciencia ficción», decía George Kourounis para National Geographic, la primera persona conocida en bajar al cráter en 2013. «Tienes este vasto, extenso desierto con casi nada allí, y luego está este enorme pozo ardiente… El calor que viene de él es abrasador».

La puerta hacia la muerte.
No tan calurosa, pero al parecer igual de mortífera es la «puerta del Infierno» de Pamukkale (Turquía). Situada en Hierápolis, daba paso a la que se llamó la «cueva de Plutón» —el dios romano del inframundo—: todo el que cruzaba esas puertas moría. De hecho, hoy la puerta de la cueva está cerrada, por lo que para muchos turistas pasa desapercibida y ha sido durante siglos ignorada.

Sin embargo, lo que el geógrafo Estrabón (64 a.C.-24 d.C.) describió sobre este Plutoniun de Hierápolis lo comprobaron en 2012 un equipo de investigadores de la Universidad de Salento. Cuando los expertos trataban de reconstruir la ruta de un manantial termal de la ciudad, localizaron la puerta. Según relataron, durante la excavación vieron cómo varios pájaros morían asfixiados cuando trataban de acercarse a la entrada. La explicación está en que de la cueva emanan unos gases tóxicos provocados por la actividad tectónica de la zona.

Pero la confirmación de que en efecto se trataba de la famosa y antigua puerta del Infierno llegó de la mano del descubrimiento de un templo y una piscina frente a la ruina, similares a los descritos por las fuentes históricas, además de la columna con inscripciones dedicadas a los dioses del inframundo que tenía la cueva a su entrada.

Volcanes , los mas temidos.

Otros lugares que se ganaron la consideración de puerta al infierno tienen una importante relación con los volcanes. Por ejemplo, en el volcán Masaya (Nicaragua), el cráter Santiago se ganó el apelativo en el siglo XVI. Entre los indígenas circulaba una leyenda que hablaba de la existencia de una bruja que pronosticó la llegada de los españoles. Cuando lo hicieron, la actividad y virulencia del volcán unido a la leyenda, hizo que los españoles lo consideraran una puerta al infierno. El fraile Francisco de Bobadilla ordenó instalar una cruz a orillas del cráter para expulsar a los demonios que habitasen en él.

image

También en Japón, el monte Osore es una conocida puerta al infierno debido a su peculiar geografía. La actividad volcánica de la zona impregna el aire de olor a azufre, rocas volcánicas y aguas amarillas burbujeantes. Según la tradición japonesa, es en este lugar donde las almas se detienen en su camino al inframundo. Y todo ello sin olvidar el volcán Hekla (Islandia), que desde la Edad Media era considerado también la puerta al Infierno y que es uno de los volcanes más conocidos del país del fuego y hielo por ser uno de los más activos.

(Fuente: abc.es)

anabel

El primer explorador que “traspasa las puertas del infierno”

Posted on Actualizado enn

image

Las espectaculares imágenes de George Kourounis muestran su descenso a unos 100 pies hacia el cráter, en medio de temperaturas extremas de hasta 1,000 grados centígrados. El explorador se animó a caminar a través de la superficie.

El canadiense fue parte de la primera expedición a la fosa que se encuentra en Turkmenistán y que es denominada la “Puerta al Infierno”. Permaneció en el lugar unos 15 minutos, protegido por un equipo especial, y tomó algunas muestras.

image

“Nadie sabía las respuestas. Ni siquiera yo. Cuando puse un pie en el fondo era una sensación abrumadora. Yo estaba en un lugar donde ningún ser humano había estado. Era como entrar en un planeta alienígena. Fue emocionante, peligroso, una primicia mundial y una contribución a la ciencia”, señaló Kourounis.

Cuando Kourounis, natural de Toronto, Canadá, oyó un rumor de que el gobierno de Turkmenistán estaba planeando extinguir las llamas, decidió visitar el lugar. Así, pudo completar el reto en noviembre del 2013. Las muestras que recogió permitieron descubrir una bacteria presente en el lugar, a pesar del ambiente cálido, rica en metano.

La puerta del infierno está en Turkmenistán

En 1971 unos científicos rusos estaban haciendo prospecciones en busca de petróleo en el desierto de Karakum, en Turkmenistán, cuando el suelo se hundió bajo la torre de perforación que estaban usando para estudiar una cueva llena de gas natural.

Esto formó un cráter de más de 70 metros de diámetro y unos veinte de profundidad, y para evitar que la fuga de gas pusiera en peligro a las poblaciones cercanas en su momento pareció una buena idea prenderle fuego para asegurarse de que se consumiera in situ.

Sólo que el cráter en cuestión, al que los lugareños han terminado por bautizar «la puerta del infierno», lleva ardiendo desde entonces y nadie se atreve a predecir cuándo parará. Eso sí, se ha convertido en toda una atracción turística a pesar del pestilente olor a azufre que lo rodea.

Y es que resulta que el desierto de Karakum posee una de las mayores reservas de gas natural del mundo.

(Fuente: htpps://www.microsiervos.com)

anabel

Leyenda: La bruja de Wookey Hole.

Posted on

image

Esta leyenda es inglesa, mas concretamente de un pequeño pueblo muy cerca de Gales, Somerset. No se sabe si es un mito o que le existencia de esta mujer ha perdurado a través del tiempo. Os invito a leerla.

Cuentan que hace mucho tiempo, en la alta edad media, habia una anciana que vivía en las cuevas de Wookey Hole. Todos los que habitaban el pueblo, creian que la mujer era la fuente de todos los males que se cernían sobre el territorio. Así, que decidieron aislarla , obligándola  a abandonar su casa y mudarse a la cueva donde viviría con su perro y algunos animales de granja.

Nadie sabe con certeza si la anciana  realmente era una bruja, aunque  la leyenda de su mito empieza con la ruptura de un noviazgo. Un joven de Glastonbury estaba prometido con una chica de Wookey Hole. La anciana,a causa de que el joven la había  repudiado, sentenció el romance acabando en ruptura. El joven, que era conocedor de la fama de la bruja, se lamentó, derramando lágrimas amargas de dolor al saberse condenado de por vida.

image

Paso algún tiempo, y el joven,  condenado a no amar nunca más, termino convirtiéndose en monje de una orden benedictina, pero nunca logró olvidar lo sucedido. Un dia los habitantes de Wookey Hole solicitaron la ayuda del abad de para  poder desterrar el alma de la bruja de una vez por todas y sacarla fuera de alli. Entonces el joven convertido en monje vio una oportunidad de tener su venganza. Así, que se dirigió a la cueva,y se escondió a  observar a la hechicera. Esta estaba entretenida con su caldero y despues de haberla observado durante mucho tiempo, decidió pasar a la acción.

Cuando la bruja advirtió su presencia empezó a correr iniciándose una larga persecución a través de las cuevas. Las escaleras del infierno, fueron testigo de cómo el joven bendijo el agua del río y rociando a la bruja, convirtiéndola en piedra para siempre. Luego para terminar, cogió una vela y una Biblia y la desterró a las profundidades del inframundo  donde su alma permanecería para siempre en triste condena.

Como dije antes nadie sabe si esto es un mito o paso realmente lo que os puedo decir es que una expedición arqueológica a las cuevas, encontraron  unos huesos de mujer que a día de hoy siguen atrayendo a multitud de curiosos.

image

Las cuevas de Wookey Hole es un gran atractivo turístico en Inglaterra. Las visitas tanto al enclave como al pueblo son constantes. Si alguno tenéis la oportunidad de visitarlo no se arrepentirá y espero que si alguien va se acuerde de mi y me cuente la experiencia.

Anabel Reyes

Hades, dios de los infiernos

Posted on

image

A la hora de repartir el mundo llamaron a Zeus, Poseidón y Hades, hijos de Cronos. A Zeus le entregan el cielo, a Poseidon el mar y a Hades le dan el subsuelo.

Los cíclopes le entregan un casco que lo hace invencible y sus enemigos lo temen por ser un arduo guerrero. Hades es el rey de los muertos, tiene una legión de demonios a sus pies. Es autoritario y se enfada mucho cuando le arrebatan a una presa. Es odiado y temido tanto por dioses como por mortales.

image

Un buen día se enamora de Persefone , una hermosa muchacha, pero Zeus prohíbe la unión de ambos .No quiere que la belleza de la joven se marchite viviendo toda la vida en la oscuridad del infierno. Enloquecido de amor y no conforme con la decisión de Zeus, una noche se cuela a hurtadillas y secuestra a la joven.

Al llegar a los infiernos y para asegurarse que ella jamas lo abandonaría le da a comer los granos de una granada que harían que el amor de ella por el y por el infierno durara eternamente. Cuando fueron a rescatarla los granos habían hecho efecto, se había transformado de ser una dama inocente a ser una mujer cruel como su marido.

image

Un día Hades prohíbe a Heracles la entrada a los infiernos, pero en la disputa es herido con una flecha que le atraviesa la espalda. Aguantando , dolorido, se fue al Olimpo para que algún otro dios lo curara y allí se encontró a Peón que fue el que le administro analgesia y curo sus heridas.