insomnio

HECHIZO PARA OLVIDAR A ALGUIEN QUE AMAS. Magia Blanca.

Posted on

images-5

 

Para empezar deciros que este hechizo es de magia blanca, fácil de hacer y efectivo.  En algún momento de tu vida seguro que te has enamorado de alguien que no te ha correspondido.

Aparecen las noches de insomnio, la inapetencia y esa tristeza que te embarga y que parece que no te va a abandonar nunca.  Pues con este hechizo podrás pasar página y seguir con tu vida en la búsqueda de un amor más real,  correspondido,  más sano y que a la vez os enriquezca como persona.

Los materiales necesarios son muy fáciles de conseguir y de coste cero. Necesitaremos un litro de agua, una cacerola y 5 piedras de rio,  preferentemente,  si no , pueden sustituirse por 5 piedras de mar. 

images-6

Introduces las piedras en la cacerola y echas el litro de agua y la pones a hervir durante al menos 15 minutos.  A continuación retira del fuego,  tapa la cacerola y deja que el agua vaya enfriandose poco a poco.

Cuando veas que la temperatura del agua ha bajado hasta el punto que te la puedas beber,  llena un vaso y visualiza todos los momentos vividos con la persona que pretendes olvidar.  No dejes de pensar en esa persona mientras bebes el agua pues el hechizo perdería su fuerza.

El agua ahora esta magnetizada por la influencia de las piedras.  Están llenas de energía que te fortalecerá,  te hará olvidar aquello que amas y volverás a retomar tu vida sin mirar al pasado.  Dejaras de sufrir por ese amor que humilla tus sentimientos .

images-4

Este hechizo se puede repetir tantas veces como sea necesario hasta que tu mente y tu corazón se encuentren liberados de los pensamientos y sentimientos hacia la otra persona. 

Muy importante: El pasado es ayer,  tu presente hoy y tu futuro mañana.  Nunca olvides eso.

 

El mal de ojo y sus amuletos.

Posted on Actualizado enn

Durante siglos se ha creido en la magia o en la superstición y cuando estamos pasando una mala racha, ¿quien no se ha preguntado, me habrán echado un mal de ojo?

Hay quienes son reacios a este tipo de creencias y otros, como yo en particular, creemos que tiene un gran poder negativo hacia el que lo recibe.

Hay una tradición muy antigua que cree que el mal de ojo lo provoca una persona que tiene la capacidad de producir el mal a través de una mirada. Una persona que esté cargada de energía negativa con una mirada fuerte y sostenida, cargada de odio, envidia o hasta admiración podría provocar así el mal de ojo. Voluntaria o involuntariamente pero sus resultados son muy dañinos para aquel q lo recibe.

Los síntomas mas frecuentes son cansancio, a veces relacionado con insomnio, dolores de cabeza y pesadez. Cada persona desarrolla estos síntomas de diferente manera ya sea con una tristeza a la cual no se le encuentra motivo aparente, llanto, nerviosismo, bloqueo mental e incluso problemas en las relaciones afectivas y laborales. Siempre se ha dicho que las personas mas predispuestas son los niños pequeños. Para detectar el mal de ojo hay un método muy sencillo que podemos hacer en casa. Solamente necesitaríamos un poco de aceite y un vaso de agua. -Se impregna el dedo corazón en aceite y se acerca al vaso de agua para que el aceite gotee dentro. Todos sabemos que la densidad del aceite es mayor que la del agua y tiende a quedarse arriba , pero en este caso, si existiera mal de ojo, las partículas de aceite irían directamente al fondo del vaso. Hay profesionales que se dedican a hacer limpiezas para reordenar y eliminar el mal de ojo y sus posibles daños.

Hay amuletos que sirven de escudo para el mal de ojo:

1.El Ojo Turco

 2.El color rojo, nuestras abuelas solían poner un hilo rojo atado a la muñeca de los recién nacidos.                                                     3. El cuerno de coral.                                         4. La Cruz de Caravaca y la Cruz de San Benito.                                                                      5. La mano de Fatima. De la cual os hablo en una publicación anterior.

Se dice que para que estos amuletos sean 100% efectivos deben ser regalados nunca comprados por la persona que los vaya a utilizar.

  ImagenImagen

Imagen