terror

La chica de la brecha.

Posted on Actualizado enn

 

image

Esta leyenda urbana terrorifica se trata de una niña, Nanamei, que desapareció en extrañas circunstancias en la aldea de Minamata y cuyos padres jamás pudieron encontrar su cuerpo.

Se dice que la chica pasaba mucho tiempo sola en casa, ya que sus padres eran humildes pescadores, trabajaban todo el día, y no tenían quien la cuidara, lo que impulsó a la niña a relacionarse con desconocidos mientras buscaba alguien con quién jugar. El último amigo que encontró fue el hijo de un respetable doctor de la localidad con el que aprendió a jugar al escondite.

El chico quiso gastarle una broma, y mientras jugaban al escondite, la encerró en la habitación donde su padre realizaba las autopsias a los cuerpos sin vida, tras encerrarla el muchacho se dedicó a jugar a otros juegos de tal manera que se olvidó completamente de la niña hasta el día siguiente. Temiendo las broncas y las represalias el muchacho guardó silencio, ya que tenia la entrada a esa zona completamente prohibida, por lo que Nanamei permaneció allí durante días. Cuando el médico tuvo que entrar de nuevo, a recoger uno de los cuerpos para la funeraria encontró a la chica, ésta se había suicidado rajándose el cuello y permanecía sentada en el suelo apoyada contra la pared con la garganta abierta de un tajo, un bisturí en la mano y rodeada de un gran charco de sangre, con sus ojos sin vida mirando fijamente hacia la puerta. Para evitar problemas a su hijo y a la dignidad de la familia, la incineró junto a otro cadáver y jamás volvió a saberse nada sobre ella.

Se dice que su fantasma inquieto y clamando venganza vaga desde el infierno asomándose por las grietas y brechas de las paredes, puertas y ventanas para observar a los vivos. Si miras a los ojos de la chica de la brecha, instantáneamente serás enviado al infierno…

http://lachicadelabrecha.blogspot.es/categoria/la-chica-de-la-brecha/

http://www.noticias.com/fotos/muchacha-en-la-brecha-49031.html

Anabel

Leyenda: “La mujer sin corazón “

Posted on Actualizado enn

                     
Cuenta la leyenda que hace algún tiempo, en un pueblecito de España, cuyo nombre se ha perdido en el olvido sucedió un evento terrible, capaz de asustar a cualquiera. Juzguen ustedes… 

Existía un feliz matrimonio, que se amaba como ningún  otro. De esa amorosa unión nació una niña, esta tal y como iba creciendo empezó a desarrollar un amor enfermizo hacia su padre . Ese amor, provocaba que la niña odiara de forma desmedida a su madre, pues esta era la que recibía casi todo el cariño de su padre, la envidiaba y la odiaba por ello.

 
Constantemente le decía a su padre que quería casarse con él, y que deseaba la muerte de su madre para poder ser felices para siempre. Al oír aquellas palabras el padre se enfadaba mucho con la niña pues le era imposible imaginarse la vida sin su amada esposa. Lamentablemente no tardó mucho en morir…

Durante el funeral, el pobre hombre se hacía pedazos de dolor, mientras la niña trataba a toda costa de esconder una sonrisa diabólica, pues sus sueños estaban convirtiéndose en realidad…Paracia  haber hecho un pacto con el señor de las tinieblas, ¿Cómo era posible tanta maldad concentrada en una niña tan pequeña?

Iban pasando los días y el padre cada vez estaba mas triste. No podía evitar notar que su pequeña mostraba total entereza ante el hecho, animándolo en todo momento. Sin saber que en realidad el buen ánimo de su hija se debía a saber que su madre ya no estaba. 

Una tarde la niña salió al parque con sus amigas, y su padre le encargó un corazón de cerdo para la cena. Pero cuando terminó de jugar la carnicería estaba cerrada, así que tubo la macabra idea de profanar la tumba de su madre y arrancarle el corazón… así tampoco dudo en comerlo durante la cena junto a su padre.

                          
Cuando se encontraba en su cama, la niña empezó a escuchar un susurro, una tenue y familiar voz, parecía ir adentrándose en la casa, hasta en punto en que la niña alcanzó a escuchar: -Hija, ¡devuélveme el corazón que me has robado!- junto a esta frase las escaleras crujían, unos pasos se aproximaban a la entrada… la perilla giraba lentamente, hasta que la puerta se abrió, el espectro de la madre entró en la habitación, extendiendo su dedo acusador hasta el corazón de la pequeña, que junto a un último suspiro de horror, dejó de latir… murió de puro pavor.
Desde entonces se ha visto vagar al espíritu de “La Mujer sin Corazón”, algunos dice que atacando niñas para saciar su sed de venganza, otros dicen que simplemente llora por el amor perdido…y así, seguirá vagando por toda la eternidad.

http://leyendadeterror.com/leyenda-de-la-mujer-sin-corazon/

El mito del Coco.

Posted on

image

El Coco es una figura ficticia y mundialmente conocida, es una de las formas más tradicionales utilizadas por los adultos para inducir el miedo en un niño, con el fin de asociar a este monstruo ficticio a la obediencia del menor en relación con la orden o el consejo de un adulto.

Desde la época de las Cruzadas, la imagen de un ser abominable ya era utilizada para generar miedo en los niños. Los musulmanes proyectaban esta figura en el rey Ricardo Corazón de León, afirmando que si los niños no se comportaban como se esperaba, serían llevados como esclavos por melek–ric (El Coco)

A la voz de “Pórtate bien, si no, melek-ric vendrá a buscarte”.

La imagen de El Coco tiene variaciones según las diversas regiones alrededor de todo el mundo. En Brasil y Portugal utilizan el término “bicho-papão” (viejo del saco). En los Países Bajos el monstruo toma el nombre de “Piet Zwart” (Pedro Negro), que tiene la tarea de llevarse a los niños malos y desobedientes para arrojarlos en el mar Negro o llevarlos a España. En Luxemburgo, se le conoce como “Housecker“, un ente que pone a los niños en un saco y les golpe las nalgas (así como lo lees) con un delgado palo de madera.

Según la tradición popular, El Coco se esconde en el cuarto de los niños mal educados, en los armarios, en los cajones y debajo de la cama con el fin de asustarlos por la noche. Otro tipo de Coco aparece en las noches sin luna, este pone a los niños mentirosos en una bolsa para hacerlos jabón. Cando un niño hace algo indebido, debe pedir disculpas y aceptar su castigo, en caso contrario, según la leyenda, recibirá la visita de El Coco.

Fuente:
Marcianosmx.com