Mes: noviembre 2016

Madame Montespan

Posted on Actualizado enn

​En sus últimos años de vida, convertida en una viejecita gordezuela y de pelo cano, su pasado la condenaba. Temerosa de la muerte, pagaba a varias doncellas para que durmieran cerca de ella, manteniendo velas encendidas porque afirmaba ver al Diablo si le apagaban las luces.  Françoise-Athénaïs de Rochechouart de Montemart, “Madame Montespan”, falleció un 28 de mayo de 1707, a los sesenta y siete años, de complicaciones de colesterol y diabetes, dejando tras de sí el recuerdo de una mujer astuta y caprichosa quien a través de su sexualidad supo cautivar a uno de los reyes más poderosos de la historia.

Con fama de no ser demasiado buena alumna, lei libros con voracidad, sobre todo los relacionados con el mundo de la política.  Siendo una adolescente sus padres la casaron con el marqués de Montespán, con el que tuvo dos hijos, además de los siete que tuvo con Luis XIV.. Athenais, a lo largo de su vida, mostró ser una gran interesada, logrando que el infatuado Luis pagara sus deudas, le comprara propiedades y joyas y le diera una vida de reina. A pesar de esto, Luis XIV nunca dejó de visitar la cama de su esposa, María Teresa de Austria,lo cual enfurecía a Athenais.

Debido a la vida que llevaba Athenais, la obesidad se fue adueñando de su antes bello cuerpo. Al darse cuenta que el rey ya no estaba tan encandilado con ella, decidió recurrir a la magia negra para continuar siendo atractiva a los ojos de su regio amante.

En una Francia en la que pululaban a sus anchas a la vez los filósofos racionalistas, decenas de brujas y hechiceras, Athenais eligió a Madame Voisin, amante del verdugo de Parín, y bruja y hechicera de reconocido prestigio para que la ayudara en sus propósitos.

La Voisin convenció a la favorita del rey de que, a través de ritos satánicos, lograría conservar el amor de su majestad Luis XIV y derrotar, además de lograr su muerte, a madame Fontages, la favorita que había ensombrecido su poder en  la corte.

Durante los rituales satánicos y misas negras se empleaban las más repugnantes  pócimas, grasa de ahorcado, jugo de mandrágora, machacado de corazón de ave y, sobre todo, sangre de inocente, que tras ser bebida parcialmente por los oficiantes de la ceremonia en caliz de oro, derramaban el resto sobre el cuerpo de madame Montespan. La Vosin aumentaba sus ingresos con cien mil luises, además entre sus planes también se encontraba el de dar muerte a la esposa del monarca. Si conseguía que Athenais se casara con el rey y accediera al trono e Francia, estaba convencida de que esto la haría inmensamente rica.

Guilburg, otro miembro del clan satánico, fue detenido y confesó todos los horrores practicados en los castillos de Villebonim, Chagny y en la propia casa de La Voisin, en la calle de Beauregard. Llevada ante los tribunales, madame Voisin, confesó cuáles eran sus prácticas más habituales y quienes sus clientes principales, dejó caer el nombre de la Montespan como una de sus principales fuentes de financiación. Y además aportó con todo lujo de detalles en qué habían consistido algunos de sus encargos, entre otros,  un extraño brebaje, posiblemente con la intención de que éste surtiera efecto en el estómago de Luis XIV, y la siguiese teniendo como su favorita. El brebaje en sí la verdad es que no era en principio muy apetecible, extracto de murciélago y de topo, sangre de la menstruación y esperma.
Madame Voisin murió ajusticiada, y madame de Montespan, a la que el monarca mantuvo alejada del proceso,  perdió por completo todos los favores reales. Curiosamente Françoise d’Aubigné, ennoblecida posteriormente como Madame de Maintenon, y que durante años había sido la institutriz de los hijos bastardos de Athenais, pasó a ser a partir de entonces la favorita de él llamado “Rey Sol”.

Fran González 

(@fcogmartin): https://t.co/ogklf6wYGM

https://m.facebook.com/fran.gonzalez.39904?fref=ts

http://cronistademispensamientos.blogspot.com.es/?m=1

Anuncios

​SAINT-GERMAIN. EL CONDE INMORTAL

Posted on Actualizado enn

 

Entre 1880 y 1900, el nombre del conde de Saint-Germain, se hizo prominente una vez más cuando los miembros de la Sociedad Teosófica, incluyendo la famosa mística Helena Blavatsky, afirmaron que aún estaba vivo y trabajaba el “desarrollo espiritual de Occidente”. Hay incluso una fotografía supuestamente auténtica de Blavatsky y Saint-Germain juntos. En 1897, una famosa cantante de la época francesa  Emma Calvé dedicó un retrato autografiado de sí misma al famoso conde que aparentaba tener unos cuarenta años, a pesar de haber nacido supuestamente más de dos siglos atrás.
Virtuoso violinista, pintor, político, alquimista, inmensamente rico, sus amigos, que desconocían totalmente su procedencia, afirmaban que nunca lo había visto comer,  el conde de Saint Germain apareció aparentemente de la nada, sin registro de nacimiento o documentos que justificaran su identidad. La leyenda del misterioso conde se extendió por toda Europa durante cientos de años de un noble que afirmaba tener más de 300 añosos, se le relacionó con  rosacruces, masones, templarios o iluminatis. El filósofo Voltaire dijo en cienrta ocasión refiriéndose a Saint-Germain “es un hombre que nunca muere y que lo sabe todo” ,

Según algunos registros el conde nació en 1690, y según la teósofa inglesa Annie Besant era hijo de Francis Racoczi II, príncipe de Transilvania. Aunque algunos sostienen que ya estaba vivo en la época de Jesús, que asistió a la boda de Caná y que tuvo un papel influyente en el Concilio de Nicea en el año 325 d.C.

  Saint-Germain fue conocido en la alta sociedad europea en 1742. Él acababa de pasar cinco años con el shah de la corte de Persia, donde aprendió el oficio de joyero. La realeza y los poderosos estaban encantados con sus altos conocimientos de la ciencia y la historia, su capacidad musical, su encanto natural y el ingenio. Hablaba varios idiomas con fluidez, incluyendo holandés francés, alemán, español, portugués, ruso e inglés, el griego antiguo y el sánscrito. Pero fue en 1760 cuando se originó la idea de que Saint-Germain podría ser inmortal. En París ese mismo año,  una anciana condesa oyó que un conde de Saint-Germain había llegado para una velada en la mansión de Madame de Pompadour, la amante del rey Luis XV de Francia. La Condesa tenía mucha curiosidad porque ella había conocido a un conde de Saint-Germain, en Venecia en 1710. Al encontrarse con el de nuevo, ella se sorprendió al ver que no había envejecido y le preguntó si era el hijo del conde que ella conoció en Venecia.

 “No, señora”, respondió el conde de Saint-Germain, “pero yo vivía en Venecia a finales del siglo pasado y comienzos de este, he tenido el honor de haberla conocido bella y hermosa”. La condesa perpleja dijo:

“¡Perdóneme, pero eso imposible! El conde de Saint-Germain que conocí en aquellos días tenía por lo menos cuarenta y cinco años. Y es la misma edad que tiene usted.”

El conde con una sonrisa de complicidad le respondió: “Señora, yo soy muy viejo”. La condesa asombrada le dijo que debería tener “100 años”. El conde consiguió convencer a la condesa de que era el mismo hombre que ella conoció en Venecia, dándole todo tipo de detalles de sus encuentros anteriores y de la vida en Venecia 50 años atrás.

Convertido en diplomático de la corte de Luis XV, en 1760 en La Haya,  se reunió con Giacomo Casanova. Casanova dijo de Saint-Germain, “Este hombre extraordinario… estoy seguro de que tenía 300 años, y que conocía el secreto de la medicina universal, que poseía un dominio sobre la naturaleza, que podría derretir diamantes”.

En 1762 viajó a Rusia, donde se dice que fue cómplice de una conspiración que puso a Catalina la Grande en el trono. Más tarde también fue el informante de los ejércitos imperiales de Rusia en la guerra contra Turquía, que ganaron.

 En 1774 regresó a Francia, cuando Luis XVI y María Antonieta ocuparon el trono. Al parecer les advirtió de la revolución que estaba por venir 15 años después.

En 1779 se trasladó a Hamburgo, Alemania, donde tuvo una gran amistad con el príncipe Carlos I de Hesse-Kassel. Los siguientes cinco años, vivió como un invitado en el castillo del príncipe en Eckernförde. El conde de Saint-Germain pasó sus últimos años, en Hamburgo (Alemania), escribiendo un manuscrito conocido como “La Tres Sainte Trinosophie”, un clásico de la literatura ocultista. El libro está escrito en una mezcla de jeroglíficos y con lenguaje moderno, considerado por muchos la biblia del ocultismo. Y, según los registros locales, Saint-Germain murió el 27 de febrero de 1784. Aunque aquí no acaba su leyenda.

Cuentan que en 1785 se le vio en Alemania con Franz Anton Mesmer, el conocido hipnotizador. Algunos dicen que fue el propio Saint-Germain que le enseñó a Mesmer las líneas básicas para el hipnotismo y el magnetismo personal. Los registros oficiales de la masonería muestran que eligieron a Saint-Germain como su representante para una convención en 1785.

Tras la toma de la Bastilla en la Revolución Francesa en 1789, la condesa d’Adhemar dijo que tuvo una larga conversación con el conde de Saint-Germain. Supuestamente le advirtió del futuro de Francia. En 1821, ella escribió: “He visto a Saint-Germain de nuevo, lo vi cuando la reina Antonieta fue asesinada, al día siguiente de la muerte del Duque de Enghien en enero de 1815, y en la víspera del asesinato del Duque de Berry”. La última vez que lo vio fue en 1820 y siempre parecía ser un hombre de no más de 40 años.

La aparición más reciente de un hombre que dijo ser de Saint-Germain fue en 1972 en París, cuando un hombre llamado Richard Chanfray anunció que él era el legendario Conde. Apareció en la televisión francesa, y para demostrar su afirmación aparentemente convirtió el plomo en oro en una estufa de acampar frente a las cámaras. Chanfray, según dicen, se suicidó en 1983. ¡O quizás no!

Fran González 

(@fcogmartin): https://t.co/ogklf6wYGM

https://m.facebook.com/fran.gonzalez.39904?fref=ts

http://cronistademispensamientos.blogspot.com.es/?m=1

Sección:  Personajes de la Historia en LOS MISTERIOS DE ANAIS.

Las mejores cosas de la vida.

Posted on


Las mejores cosas de la vida ocurren cuando menos lo esperamos…o no,  no sabría como definirlo porque a lo mejor es lo que hemos estado esperando siempre. Quizás las palabras correctas serian: “Las cosas que tanto hemos esperado se convierten en las mejores cosas de la vida” 

Guardamos emociones, sentimientos, besos, caricias, miles de muestras de amor por el simple hecho de tener miedo. Y yo os pregunto ¿miedo a que? ¿ A ser rechazados? A veces ese tipo de sentimientos guardados durante meses o años provocan en nuestro interior mucho pesar. En ocasiones , nuestro organismo es capaz de somatizas estos sentimientos provocando dolencias, enfermedades e insomnio. Será por eso que dicen que el amor mata, ¿no? Decimos tal o cual persona me quita el sueño , eso es totalmente incierto, el sueño te lo quitas tu mismo, ese malestar por ilógico que parezca te lo causas tu al no dejar que tus emociones fluyan . Tu ser amado puede que ni siquiera sepa lo que sientes por el, porque generalmente es aquí donde radica el problema. En que no nos cuesta soltar en un momento dado un insulto, eso es mucho más fácil, abrir nuestro corazón y expresar nuestros sentimientos es más difícil, cuesta más y por eso callamos. 

Con lo bonito que es oír un me gustas, un te quiero o un simple pienso en ti. ¿Que puede pasar cuando abrimos nuestro corazón? ¿Que nos corten las alas y tengamos que poner los pies en el suelo? ¿Que te diga lo siento pero yo por ti no siento nada? Pero ¿ y si te dice que te quiere? ¿Y si te da un lugar en su vida? ¿SI vivís una bonita historia de amor? Alguien tiene que dar siempre el primer paso , el que no arriesga no gana pero pierde siempre. Yo me arriesgue una vez y no me arrepiento.  Me salió relativamente bien pero también podía haberme salido mal y perderlo todo. Pase muchísimo ese día, porque tenía miedo de perderle pero os puedo decir que es la mejor decisión a día de hoy que he tomado en la vida. 

Antes dormía fatal, estaba nerviosa, ahora tengo paz interior, no os puedo explicar esta sensación pero es lo más parecido a libertad que conozco. Soy libre de miedo, no guardo cosas que me pesan , estoy en equilibrio. 

Os doy un consejo: “Nunca, jamás te guardes un te quiero en el alma, arriesga te, eso es la vida, un juego, en el cual ganas o pierdes y nacimos para ganar”

Halloween Vs Día de Difuntos 

Posted on Actualizado enn

​¡Cielos¡ Qué es lo que escuche? Hasta los muertos así dejan sus tumbas por mí.  

Mas sombra, delirio fue. Yo en mi mente la forjé ; la imaginación le dio la forma en que se mostró y ciego vine a creer en la realidad de un ser que mi mente fabricó. 

Mas nunca de modo tal fanatizó mi razón mi loca imaginación con su poder ideal.

Sí, algo sobrenatural vi en aquella doña Inés tan vaporosa , a través aun de esa enramada espesa ; mas … bah¡ circunstancia es ésa que propia de sombra es .

¿ Qué más diáfano y sutil que las quimeras de un sueño ? 

¿Dónde hay nada más risueño,  más flexible y más gentil? 

¿Y no pasa a veces mil que , en febril exaltación  ve nuestra imaginación como ser y realidad la vacía vanidad de una anhelada ilusión ? 

Sí, por Dios delirio fue ¡ Mas su estatua estaba aquí !. Sí,  yo la ví y la toqué, y aún en albricias le dí al escultor no sé qué .

¡Y ahora en el pedestal veo la urna funeral ¡

¡Cielos¡ La mente me falta o de improviso me asalta algún vértigo infernal ¡

¿Qué dijo aquella visión ? ¡Oh! Yo la oí claramente, y su voz triste y doliente  resonó en mi corazón.  ¡Ah¡ ¡Y breves las horas son del plazo que nos augura¡

No, no ¡de mi calentura delirio insensato es!.

Mi fiebre fue a doña Inés quien abrió la sepultura .

¡Pasad y desvaneceos ; pasad, siniestros vapores de mis perdidos amores y mis fallidos deseos! 

¡ Pasad, vanos devaneos de un amor muerto al nacer ; No me volváis a traer entre vuestro torbellino ese fantasma divino que recuerda a una mujer ¡

¡Ah! Estos sueños me aniquilan , mi cerebro se enloquece…

y esos mármoles parece que estremecidos vacilan. 

( Don Juan Tenorio, José Zorrilla)

    
Hubo un tiempo en España, y no hace tantos  años , en que las noches de difuntos las familias se reunían en torno a una mesa para degustar productos típicos castañas,  boniatos, panellets, dependiendo del lugar donde residiera, mientras en el único canal de televisión que existía por entonces reponian la versión más reciente de la obra de Don Juan Tenorio . Los tiempos cambian , ahora rara vez las familias se reúnen en torno a una mesa , casi nadie conoce al Tenorio y la noche de difuntos se llama “Halloween”.

No voy a valorar ni opinar, el mundo es global , en realidad siempre lo ha sido, las tradiciones se mezclan con las culturas allá por donde pasan, y la historia va corriendo de boca en boca hasta convertirse en leyenda, de modo que me quedaré solo con una idea .

Una noche al año los espíritus de los difuntos salen de sus tumbas para mezclarse con los vivos, cuerpos y almas conviven durante unas horas en un mismo plano. Una noche que quizás cueste diferenciar a unos de otros , en la que quien sabe si en realidad los espíritus regalan caramelos a los niños , o espectros infantiles acuden a tu puerta para reclamar sus golosinas y recordar que aún eran niños cuando abandonaron el mundo de los vivos .

Y tras la noche, llega el día del culto a los que ya se han ido . En algunos países la gente acude a los cementerios para comer y celebrar con sus difuntos la festividad . Comen, beben y brindan junto a los que se supone que están allí . Limpian sus lápidas, les ponen flores y hablan con ellos , con estos que tan a menudo nos hablan a nosotros a diario, aunque en la mayoría de los casos , no podamos o no queramos oírlos.  

Día de difuntos, Halloween, creo que en el fondo da igual , una noche en la que nos reímos del miedo, o en la que el miedo se ríe de nosotros. En la que rendimos culto a los muertos, en la que evocamos a nuestras peores pesadillas . Noche en la que el cielo y el infierno , la vida y la muerte se reúnen en un mismo plano, aquí en la tierra. 

Una vez oí decir que cuando los muertos no quepan en el infierno caminaran por la Tierra.  ¿Leyenda? ¿Profecía? No lo se, pero me gusta pensar que en el calendario , existe una noche eso ya sucede, la llames como la llames.

Empecé con el Tenorio y con el Tenorio acabo, a lo largo de los años aprendí algunas frases de memoria , de modo que aprovechare este momento para citar una de mis favoritas.

Llamé al Cielo y no me oyó 

pues si sus puertas me cierra 

de mis males en la Tierra  
Responda el cielo…no yo.

Fran González 

Cronista de mis pensamientos . 

http://cronistademispensamientos.blogspot.com.es/2016/10/hallowen-vs-dia-de-difuntos.html?m=1